E

Mujeres: “La solidaridad es nuestra arma”

A la memoria de Jesús Silva Herzog Flores

Antier, 8 de marzo, La Crónica de Hoy presentó un reportaje titulado “En su día, mujeres del mundo se movilizan contra la violencia de género”. Allí se informó que, al menos en 54 países y 200 ciudades del mundo diversas organizaciones se movilizaron contra la violencia de género y por la igualdad.

El propósito fue llevar a cabo el Paro Internacional de Mujeres (PIM) inspirado en la huelga que hicieron las polacas el año pasado. Como dice Magdalena Moskalewicz: “Este extraordinario movimiento internacional fue inspirado por el ‘lunes negro’, la huelga nacional de mujeres que tuvo lugar en Polonia el 3 de octubre de 2016 cuando cientos de miles de ‘mujeres indignadas’ protestaron en más de 150 ciudades y pueblos en ese país, así como en otras 60 localidades en el extranjero. Ahora las mujeres están en huelga globalmente con base en el lema compartido ‘la solidaridad es nuestra arma’”. (The Washington Post, 8/03/2017).

La lista de demandas en Polonia incluía 20 puntos. En primer lugar está el derecho a decidir, seguido por la educación sexual, la protección contra la violencia doméstica y las medidas para mejorar la condición económica de la mujer.

La movilización feminista de octubre fue una respuesta a la situación política que se vive en Polonia. Específicamente lo que hizo estallar la indignación de las polacas fue la propuesta de una ley que prohibía el aborto. La movilización del “lunes negro” logró echar atrás esa propuesta legislativa. Se trató de una resonante victoria, sobre todo si se considera las duras condiciones impuestas por el régimen neo-populista que se instaló a partir del 25 de octubre de 2015.

El Jefe de Estado es Andrzej Duda, la Primer Ministro es Beata Szydlo, pero el hombre fuerte es Jaroslaw Kaczynski quien ha debilitado el equilibrio de poderes y contravenido sistemáticamente las sentencias emitidas por el poder Judicial en tanto que ha fortalecido el poder Ejecutivo; ha ejercido la censura sobre los medios de comunicación; ha perseguido implacablemente a la disidencia y a las organizaciones civiles.

Es curioso y significativo que Kaczynski haya llamado a la Corte Constitucional “el bastión de todo lo que está mal en Polonia.” Aquí hay un punto que resaltar: el neopopulismo se lanza contra el Estado de derecho y, por tanto, contra los derechos civiles entre los cuales están los derechos de la mujer.

Vemos, a nivel internacional, que por lo menos hay otro caso en el que ha habido roces entre el líder neo-populista y las mujeres: Estados Unidos. En efecto, Donald Trump durante su campaña tuvo expresiones despectivas contra ellas. En el primer debate escenificado el 26 de septiembre de 2016 en la Universidad de Hofstra, de Nueva York entre los candidatos a la Presidencia de la República, Hillary Clinton recriminó a Trump: “Éste es un hombre que ha llamado a las mujeres ‘cerdas’, ‘haraganas’, ‘perras’, y alguien que ha dicho que el embarazo es inconveniente para el trabajo, que las mujeres no merecen un pago igual a menos que trabajen tanto como los hombres”.

Pues bien, honrando y reconociendo el papel de las mujeres en la política, debemos traer a colación La Marcha Global de las Mujeres (Women’s March) que tuvo lugar el 21 de enero. Se contabilizaron 5 millones de personas movilizadas en todo el mundo. Esto ocurrió en 673 ciudades hermanas de Estados Unidos y el orbe, más un millón en el epicentro, Washington D.C. La idea era protestar por el arribo de Trump a la Casa Blanca. E.J. Dionner, dijo: “Esta reacción contra Trump no tiene precedentes. Ningún otro presidente encaró una reacción inmediata de manifestaciones tan contundente luego de rendir protesta. Ningún otro presidente movilizó tan rápido a tanta gente contra él”. (The Washington Post, 21/01/2017).

Convengamos en que las mujeres están en la primera línea de combate contra el neopopulismo y en defensa de la democracia a nivel global. Un hecho que, de verdad, alienta y llena de esperanza.

Una frase que no por trillada es menos verdadera es la siguiente: “Lo global también es lo local”. De manera que debemos estar atentos por la equidad de género y en contra de la violencia de género en nuestro país.

En México, de la población económicamente activa 32.2 millones de personas son hombres mientras que 19.9 son mujeres. Esto de acuerdo con el reporte del INEGI del cuarto trimestre de 2016. Se trata de una distribución injusta del trabajo. Habría que darles más oportunidades y capacidades a las mujeres.

En cuanto a la violencia, hay que señalar que diariamente mueren 7 mujeres por motivos de género. Algo inaceptable y que debemos cambiar.

Como acertadamente expresó Tarah Demant, Directora de la Unidad de identidad y discriminación de Amnistía Internacional:

“Normalmente, el Día Internacional de la Mujer es motivo de celebración y reconocimiento, pero hoy es un grito de protesta: no te rindas, no te sientas derrotada y no dejes de resistir y defender los derechos de todas las personas. Los derechos de las mujeres dependen de ello”. (Amnistía Internacional, 08/03/17)


Esta colaboración fue publicada originalmente en Crónica.com.mx el día 10 de marzo de 2017.