Portal Informativo / Por campus / Tampico




Dialogan por una práctica médica innovadora, con calidad y valores


Aug 28, 2009

AGENCIA INFORMATIVA / AÍDA ORTIZ

 

Una hora bastó para cambiar la vida de dos mujeres, quienes gracias a innovadores procedimientos de cardiología y medicina vascular a los que se sometieron en el Hospital San José Tec de Monterrey, verán restablecida su salud en el corto plazo.

 

Mary tiene 69 años y sufre de hipertensión severa y angina crónica. a ella se le colocó en la carótida un tubo diminuto llamado stent para mejorar la circulación en esas dos arterias que por uno y otro lado del cuello llevan la sangre a su cabeza; mientras que a Clara, de 25 años se le colocó un Dispositivo Amplatzer (una especie de disco fabricado con un material muy flexible) en el corazón para corregir un orificio en el cabo pulmonar que padecía desde la infancia.

 

Dos equipos de médicos y enfermeras realizaron las intervenciones con las pacientes despiertas -sólo se les aplicó un sedante suave- y 340 investigadores, profesionales de la salud y estudiantes pudieron seguirlos en vivo.

 

Así arrancó el Segundo Congreso de Innovación en Cardiología y Medicina Vascular realizado en el Centro de Innovación y Transferencia en Salud (CITES) del Tecnológico de Monterrey.

 

Innovación, calidad y compromiso con la educación

 

Fieles al ideal de promover una práctica médica innovadora, de calidad y comprometida con la educación bajo una visión holística basada en valores, los médicos e investigadores del Instituto de Cardiología y Medicina Vascular del Tecnológico de Monterrey, en conjunto con el Hospital San José y la Escuela de Medicina dieron la bienvenida a los asistentes al Congreso.

 

Del 20 al 22 de agosto, se trataron temas relacionados con la electrofisiología; con la imagen cardiovascular; la enfermedad valvular cardiaca y  la cardiopatía isquémica, así como algunos temas de cardiopatía congénita, cirugía cardiaca y vascular periférica, intervención coronaria y periférica y enfermedad estructural del corazón e insuficiencia cardiaca.

 

"Creo que al igual que en este congreso y en muchos ámbitos de la ciencia los buenos resultados que ayudan a transformar el ejercicio de la medicina dependen del uso prudente de la tecnología; un conocimiento amplio y sólido y un juicio sereno y prudente con enfoque al paciente; utilizando estas herramientas en forma balanceada creo que podemos obtener mejores resultados", dijo el doctor Marcos Ibarra Flores, coordinador del Segundo Congreso de Innovación en Cardiología y Medicina Vascular.

 

Hacia una medición de la calidad del servicio médico

 

Durante su conferencia inaugural el doctor Guillermo Torre Amione, Director del Instituto de Cardiología y Medicina Vascular del Tecnológico de Monterrey, compartió con los asistentes los avances en el proyecto de salud de la Institución.

 

"Hemos enfatizado la importancia del grupo, sobre la individual. El Instituto de Cardiología y Medicina Vascular es el primer organismo en su tipo de carácter privado, que brinda servicios integrales ofrecidos por un equipo de médicos de gran prestigio", detalló.

 

Agregó que el Tecnológico de Monterrey decidió participar más activamente en el sector Salud y se enfocó inicialmente en el área de Cardiología porque las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte en los países desarrollados, seguidos por el cáncer y las enfermedades metabólicas, es decir la diabetes.

 

"El futuro de la medicina es muy distinto a lo que veíamos hace varios años, hay más instrumentación, mucha tecnología, existe la necesidad de implementar registros médicos electrónicos; esto irá cobrando mayor importancia con el paso del tiempo, cuando sea mayor la necesidad de economizar y de proveer medicina de mejor calidad, donde una de las mejores estrategias es desarrollar un expediente electrónico que le permita al paciente y al médico comunicarse de una forma veraz y certera", afirmó.

 

Detalló que para enfrentar la complejidad de la práctica médica del mañana, en el Tecnológico de Monterrey decidió crear institutos de salud, como una respuesta efectiva para ofrecer calidad en medicina privada en una forma reproducible.

 

"La atención privada en Salud necesita de la evaluación de estándares de calidad y creemos que la mejor forma de llegar a ella es agrupando a los médicos, que no pierdan su individualidad, que mantengan su presencia pero que tengan cierto soporte donde podamos tener acceso a recursos tecnológicos, registros electrónicos en donde podemos medir la calidad y el doctor pueda prestar un mejor servicio", dijo.

 

Misión educativa para la formación de investigadores

 

El doctor Torre Amione explicó que el Instituto de Cardiología y Medicina Vascular es ya una realidad que opera con una interacción entre investigación básica, clínica y transferencia cuya meta para los próximos años es trasladar este modelo a las principales ciudades del país.

 

Comentó que intentan crear agrupaciones donde se establezcan medidas de guías terapéuticas, puedan proveer un tratamiento integral con una infraestructura de vanguardia provista por la fuerza del grupo que pueda contar con procesos de medición de resultados clínicos que lleven a crear una estrategia de alta calidad a bajo costo y muy importantemente aunado a la misión educativa y de investigación del Tecnológico de Monterrey.

 

"La misión del Instituto de Cardiología y Medicina Vascular es ciertamente asistencial, pero también es una misión educativa y de investigación en donde queremos crear ese nicho para fomentar la sinergia de educación de investigación y de docencia que fomente el desarrollo individual para formar profesionales que se conviertan en líderes en su área de  investigación", finalizó.

 

 

 

 

ACADÉMICA

FORMACIÓN Y EDUCACIÓN

AGENCIA INFORMATIVA

AÍDA ORTIZ
27.08.09