E

Lucha porque el Tec sea más incluyente y diverso

El Tecnológico de Monterrey presentó, hace unas semanas, a través de su presidente, Salvador Alva, su primer reporte de Diversidad e Inclusión como institución, mismo que fue realizado por el área de Talento y Cultura de la institución, aunque incluyó aspectos de todos los sectores, incluyendo estudiantes


Acaba de regresar de Nueva York, de la 10 sesión de la Convención de los Derechos de las personas con Discapacidad en la ONU, en donde cada año se reúnen todos los países para hablar de este tema.

Maryangel García-Ramos, encargada de Diversidad e Inclusión en el Tecnológico de Monterrey, fue a la ONU representando a México, por parte de la sociedad civil.




En el tema de la inclusión social y laboral para personas con discapacidad, lleva casi 8 años, y en el Tec, tiene un año y medio, y acaba, hace unas semanas, de entregar el primer reporte oficial de Diversidad e Inclusión en la universidad, que fue presentado por el presidente Salvador Alva.



"Para mí los highlights (de este primer reporte) son que, en todos los temas que podríamos considerar de diversidad, estamos presentes. Es decir, diversidad socioeconómica, con grupos indígenas, grupos LGBT, equidad de género, personas con discapacidad, diversidad generacional, diversidad cultural, etc.", comenta.


Lo que falta, asegura, es coordinar ahora de una manera más integral los diferentes esfuerzos focalizados que se dan en toda la institución en estas materias.

"Hay muchas iniciativas y la mayoría viene de los colaboradores o de los mismos estudiantes en sus grupos estudiantiles. La institución está cambiando por la gente que tenemos aquí adentro", dice, al respecto.

"Vamos bien (pero) nos falta mucho. Vamos bien en el sentido de que, como institución, nuestros líderes están muy puestos, y dicen; 'este es nuestro piso, de aquí partimos, pero este es un tema muy importante para nosotros'.

"Lo que yo veo de áreas de oportunidad es la falta de centralización de los temas y la estructura. Ya lo estamos empezando con un reporte. Por lo menos lo estamos concentrando ahí. Yo creo que sigue que la gente vea que el tema está vivo, que se puedan unir las personas que están liderando los temas y podamos crear esta red amplia y cada quien se dedique a su parte", agrega.



Contrataciones de talento sin discriminación

Por el momento, en el área enfocada al desarrollo humano del Tec, de la que depende Maryangel, un tema central es la adquisición de talento sin prejuicios: "nuestro enfoque ahorita ha sido todo lo de contrataciones incluyentes. Dentro de Talento y Cultura es nuestra prioridad: queremos traer más gente diversa al Tec a trabajar con nosotros".

"Y por contrataciones incluyentes hablamos de gente que, por ser minoría, no ha tenido las oportunidades que una mayoría. Dígase personas con discapacidad, mujeres en puestos más gerenciales, de liderazgo o directivos, adultos mayores, grupos indígenas… La idea es poner el énfasis de que "no te voy a discriminar porque seas una minoría. Voy a ver tu talento", afirma.



Los prejuicios y las resistencias sociales

Maryangel expresa que sabe que los prejuicios en cualquiera de estos temas son resistencias naturales a esta inclusión en nuestra sociedad.

Ella misma, quien es una persona con discapacidad motriz, cuenta a CONECTA que se ha sentido discriminada en carne propia y que el ponerse en los zapatos del otro es el mejor remedio para combatir la discriminación.

"Una discriminación puede ser que no haya un elevador o acceso para ti en un mismo lugar. Así que desde una escalera puede ser una discriminación, hasta un "no te contrato porque tienes un tatuaje", sostiene.

"Algo que yo veo como mi ventaja competitiva particular –que antes no lo veía así–, es que yo he tenido una discapacidad la mitad de mi vida entonces he podido ver lo que no es tenerla y lo que sí es tenerla. Si no vives una discapacidad en el día a día, no vas a entender tanto por qué es importante tener una rampa, por ejemplo".
 

"La educación es la que va a salvarnos a todos"

En contraste, afirma, una institución como el Tecnológico de Monterrey puede hacer un impacto real en la sociedad y ayudar a cambiar cosas también afuera de ella.

"Algo que escribimos en el reporte, y lo suscribió Salvador también, es la celebración de las diferencias. Tenemos, como Tec que ser muy firmes en que sí estamos apoyando la celebración de las diferencias, que esta diversidad nos fortalece, nos hace una institución que va a tener una ventaja competitiva sobre otros".

Es algo, dice Maryangel, que, aunque no se expresara de la misma forma en su momento, está en el ADN original del Tec: "Yo sí creo que el sentido humano es fundamental y es más, desde la fundación. Si tienen oportunidad de ir a la casa de Don Eugenio Garza Sada pueden verlo en sus escritos. Desde el principio, en el establecimiento del Tec, todo el tema de empatía, de la tolerancia está ahí".

Al final, comparte porque le da mucha esperanza lo que se pueda hacer desde el Tec: "Creo que el problema más grande en la cuestión de las minorías en este país parte de la educación. La educación es la que va a salvarnos a todos. […] Creo que, a través de la institución educativa privada más influyente del país e incluso de Latinoamérica, ¿cómo no vas a poder hacer un cambio en este país?".



INSTITUCIÓN

CULTURA

NOTICIAS TEC.MX

agenciainformativa@servicios.itesm.mx

ALEJANDRO NAVARRETE

21.07.17