E

Emilio Andrés Vega: hacer las cosas bien y para el futuro de las generaciones por venir

Todo el esfuerzo y dedicación a su vida como alumno del Tecnológico de Monterrey lo ve traducido en una manera de ver la vida y vivirla.

El egresado Emilio Andrés Vega tiene muchas vivencias de su paso por el Tec de Monterrey, de los campus Zacatecas y Querétaro. Recapitulando todas esas historias, se da cuenta de que haber formado parte de la Institución le dejó una serie de competencias indispensables en su vida profesional, pero también de los valores que le dicen que no solo tiene que hacer lo que hace de manera correcta para sí mismo, sino también para los demás ahora, y en el futuro.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Sólo han pasado unos días desde que Emilio Andrés Vega Borrego se graduó de una Maestría en Sistemas de Manufactura del Tecnológico de Monterrey, Campus Querétaro. Vivió diez años en la Institución, y se lleva una serie de competencias que ya puso en práctica en su vida como estudiante, y que seguirá aprovechando el resto de sus días.

"Cuando yo entro a Prepa Tec, me dijeron: 'Quédate, porque te vamos a ampliar el horizonte, y no sólo vas a aprender cosas en cuanto a la educación, sino cosas en cuanto a la vida'", y así fue, pues los tres años de su estudios en bachillerato bilingüe, formó parte del Club de Creación Literaria, y siguió en él parte de su carrera profesional.

Cuando tuvo que elegir carrera profesional, optó por la de Ingeniero Industrial y de Sistemas, en el Tec de Monterrey, pues además de que se sentía a gusto con el ambiente -dice-, tenía claro que había altas exigencias para los alumnos, lo que lo haría prepararse mejor.

"Mis hermanos son dos años más chicos que yo, entonces yo veía lo que ellos hacían, igual mis amigos del colegio, veía lo que hacían, lo que les exigían, veía cómo trabajaban, y yo decía: No, pues éstos no están haciendo nada (…), y esto es más real, se parece más a lo que voy a hacer una vez que me gradúe", dice.

Decidió seguir preparándose en el Tecnológico de Monterrey. Y ya como alumno de profesional en el Campus Zacatecas, Emilio pudo constatar que esa exigencia que tenía, esa presión, esos largos y duros trabajos se veían reflejados en éxitos en "el mundo real".

Cuando fue expositor en una Feria de Control Estadístico de la Calidad se dio cuenta del gran potencial que tienen él y todos los alumnos de la Institución. "Te das cuenta que de los que están sentados la mitad son del Tecnológico Regional de Zacatecas, todos los mejores maestros del campus, y además invitados de Aguascalientes, y dices:'‘Dios mío, ¿estos son a quienes les voy a presentar? ¡Me van a hacer trizas!', y al final sales felicitado", comparte.

Afirma que aunque el Tecnológico de Monterrey es muy flexible con sus alumnos, hace que se formen una vida guiada por la disciplina, factor sumamente relevante no sólo en su vida como alumno, sino en la vida en general. Además, orden, seguridad en sí mismo y el empuje para atreverse a hacer las cosas. Sustentabilidad.

"Hace muchos años te importaba mucho hacer las cosas bien y no hacerlas mal, luego querías hacer las cosas bien sin afectar a los demás; ahora tienes que hacer las cosas bien sin afectar a los demás y garantizando el futuro de las generaciones que están por llegar", asegura.

Al final, todas las competencias, habilidades, todo el esfuerzo y dedicación a su vida como alumno del Tecnológico de Monterrey lo ve traducido en una manera de ver la vida y vivirla.

"Logré traducirlo en una mejor calidad de vida: hacer lo que te gusta en el camino de la vida, enamorarte no del objetivo que vas a alcanzar, sino de ese camino que vas recorriendo hacia lo que quieres, y adquirir ese estandarte en ti que sea siempre una sonrisa. Lo que hago es lo que me gusta, lo que quiero, y veo claro hacia dónde voy; ¿Te vas a salir del camino? Sí, muchas veces, pero si tienes claro lo que quieres y llevas una sonrisa es más fácil que regreses".

Emilio Andrés Vega Borrego se graduó con promedio de 98.4 de la Maestría en Sistemas de Manufactura por el Tec de Monterrey, Campus Querétaro. Pero desde que se incorporó a la Institución ha sido un alumno sobresaliente: en 2010 obtuvo la mención honorífica de excelencia en Ingeniería Industrial y de Sistemas, que estudió en el Campus Zacatecas, y en el 2006 recibió una mención honorífica de excelencia en la Prepa Tec en su programa bilingüe.  

Apenas tiene 27 años, pero ya acumula una seria experiencia profesional: en 2011 trabajó para el grupo de consultores Exertus, donde hizo proyectos para Soriana y Nemak, entre otros, y en los años más recientes ha trabajado para Tamex, Durman y Tremec.



INSTITUCIÓN
EDUCACIÓN
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 146
9.09.13