E

Erick Emmanuel Clavel: un joven abogado listo para competir a nivel global

Erick Emmanuel Clavel Benítez piensa que los profesores del Tecnológico de Monterrey son pieza clave del proceso de aprendizaje.

El recién egresado de la Licenciatura de Derecho en el Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara inició escuchando a Platón, Aristóteles, Sócrates y otros grandes juristas de la historia, y estuvo atento también las enseñanzas de sus profesores y del modelo educativo del Tec, lo que asegura, lo preparó para ser protagonista y ganador de concursos de su área y para adquirir las competencias que hoy le dan las herramientas para ser un abogado de nivel global y dispuesto a seguir aprendiendo para contribuir con su país.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Desde antes de estudiar en el Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara, Erick Emmanuel Clavel Benítez se dio cuenta de la importancia de ser proactivo.

Si no hubiera seguido a su corazón, quizás habría terminado en una universidad canadiense estudiando Negocios Internacionales. Pero este joven nacido en la Ciudad de México, pero criado en Puerto Vallarta, quería en realidad ser abogado y estudiar en su país.

"Tenía cierto temor de decirle a mi papá", relata. Pero cuando se lo dijo, después de unos instantes de suspenso, "me dijo que estaba bien, si eso era lo que quería, y que si iba a ser bueno en eso, pues adelante, que me apoyaba", cuenta.

Al día siguiente Erick Emmanuel viajó de Vallarta a Guadalajara, recorrió el Campus Guadalajara y se enamoró. "Días después me hablaron, que estaba admitido, y al lunes siguiente, a las siete de la mañana yo estaba en clase de Historia Universal del Derecho, escuchando acerca de Platón, Aristóteles, Sócrates y otros grandes juristas de la historia".

Pronto se dio cuenta de lo que significaba estudiar en el Tec de Monterrey. Los alumnos tienen muchas herramientas para tomar clases y desarrollar su carrera, y por eso si asisten a clases. No es ni por pasar lista ni por una obligación externa, -dice- sino por una disciplina interna que pronto aprendió.

"Cuando entras al Tec de Monterrey te das cuenta de que hay muchos retos, muchas nuevas oportunidades". Y cuando se adentró en los análisis, los debates, la competencia, los juicios, las simulaciones y demás elementos de la carrera de Derecho, se encontró en su elemento. En seis meses se dio cuenta de que esta era la carrera que quería y que era la decisión más acertada que había tomado.

La primera prueba de fuego que demostró lo anterior fue cuando la Procuraduría General de la República lanzó un concurso en el que se inscribieron más de 300 universidades del país, un concurso de juicios orales en materia penal incorporando el conocimiento del nuevo sistema penal acusatorio. Él y sus compañeros ganaron el primer lugar en la categoría de la zona occidente y el cuarto lugar en todo el país.

Un segundo certamen donde puso a prueba su conocimiento fue un concurso de arbitraje internacional, materia que Erick Emmanuel admite es poco conocida. Hace seis meses lo eligieron para representar a la institución en otro concurso a realizarse en Austria, sobre Derecho Internacional Privado.

"Un compañero y yo queríamos ir al concurso", cuenta el joven abogado. "Sabíamos del nivel de competitividad; sabíamos que teníamos varios obstáculos, porque en Guadalajara pocos conocen la materia. Nosotros no éramos expertos, y formamos un equipo; nos preparamos siete meses día y noche, con nuestras limitaciones, y fuimos a Viena y nos fue excelente", cuenta.

La mejor prueba de que tuvieron un excelente desempeño fue que se constituyeron en los pioneros del Tec de Monterrey en este concurso, y ahora la institución ya formalizó que año con año enviará concursantes a la capital austriaca para participar.

"El maestro en esta escuela tiene una característica muy importante. El alumno tiene que construir la clase; tiene que determinarse a estudiar. Si el maestro condujera la clase como en grados anteriores, en preparatoria, no habría intercambio de ideas, crítica, crecimiento. La competencia, los maestros, fueron parte importante de todo este aprendizaje", dice el joven abogado.

¿Qué compromiso le queda con México como egresado del Tec de Monterrey? "Tengo que ser un profesionista exitoso. Mi familia siempre estuvo allí y tengo un compromiso con ellos, con la universidad; hoy me siento muy orgulloso y siempre enarbolaré la bandera del Tec de Monterrey. Ahora como profesionista tengo una gran responsabilidad con mi escuela", dice sin titubear.

Erick Emmanuel ya ha comenzado a definir su futuro. Trabajará un tiempo en Estados Unidos, en un despacho especializado en arbitraje internacional, y luego hará maestría y un doctorado, para regresar a México a fin de contribuir de manera directa al beneficio del país.

Como alumno de séptimo semestre, entró a un concurso convocado por la Secretaría de Relaciones Exteriores para realizar la Cumbre Juvenil del G20, y logró ser uno de los siete miembros de la delegación mexicana. Tras varios trámites y gestiones fue nombrado presidente y encabezó la cumbre realizada del 9 al 11 de mayo de 2012.

"Fue una experiencia gratificante que me llevo del Tec de Monterrey. Sin el apoyo institucional seguramente hubiera tenido un camino mucho más difícil".

Durante su carrera profesional, en el periodo 2009-2010 obtuvo un promedio de 97.28, el mejor de su generación, y ganó una beca para estudiar en la Sorbona en Francia. En 2011 fue campeón estatal del Concurso Nacional de Debate Político. Fue capitán de los equipos de Arbitraje Internacional Comercial y de Juicios Orales del Tecnológico de Monterrey Campus Guadalajara.



INSTITUCIÓN
EDUCACIÓN
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 157
25.09.13