E

David Muñoz: el Tec tiene el ambiente ideal para alcanzar la excelencia

David Muñoz Rodríguez es profesor e investigador del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, desde hace 20 años.

El investigador del Campus Monterrey ha encontrado en la Institución el ambiente propicio para conjuntar sus dos pasiones, la docencia y la investigación. La enseñanza a las nuevas generaciones de alumnos del Tecnológico de Monterrey y el intercambio de experiencias con colegas lo ha transformado en la persona que es ahora.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

El doctor David Muñoz Rodríguez ingresó al Tecnológico de Monterrey en 1992 como profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica y director del Centro de Electrónica y Telecomunicaciones.

Apenas un año después ya estaba revolucionando la enseñanza del Tec de Monterrey y estructuró la Maestría en la Especialidad de Telecomunicaciones, con la que obtuvo el reconocimiento Conacyt por tratarse de un programa de excelencia.

En 2002 fue nombrado titular de la Cátedra de Investigación en Comunicaciones Inalámbricas y Movilidad, en donde busca incansablemente revolucionar la manera en cómo nos comunicamos.

"La comunicación es parte de la esencia del ser humano, si no nos comunicamos nos deshumanizamos, entonces, es algo inherente a nosotros mismos, por eso la considero importante".

La trayectoria de David Muñoz Rodríguez destaca como excelente investigador. Es nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores (SIN), ha publicado a nivel internacional más de 90 artículos de indagación, cuenta con más de 50 publicaciones en foros internacionales, tiene patentes otorgadas por México y Estados Unidos, sin mencionar que apoya al trabajo de los alumnos del Campus Monterrey en sus propias investigaciones.

Es por esa vida dedicada a la ciencia, que en 2012 Muñoz Rodríguez recibió el Premio Rómulo Garza al profesor investigador por su trayectoria en el Sistema Tecnológico de Monterrey.

Pero el investigador no cree que el premio se deba sólo a su trabajo; reconoce que el galardón se debe a la suma de su esfuerzo con las enseñanzas que le han dejado los excelentes alumnos a quien ha tenido la oportunidad de apoyar.

"El mejor maestro, el mejor investigador, sin alumnos de primera línea no llega muy lejos, y en ese sentido yo he sido muy afortunado porque siempre tuve los mejores alumnos", afirma.

Son los magníficos alumnos del Tec de Monterrey quienes lo han marcado y lo han hecho la persona que es ahora. Cada estudiante es diferente, y de una u otra forma todos ellos han dejado en él una experiencia inigualable, y el estar en constante interacción con la juventud es lo que lo enriquece en su vida profesional.

"Frecuentemente escuchamos que el alumno debe de superar al maestro, pero no siempre se da o no resulta muy cómodo; y para mí eso ha sido muy grato, que en varias ocasiones ex alumnos míos han llegado a ser mis jefes en varios proyectos, creo que esa ha sido una gran oportunidad también", dice.

No sólo los alumnos lo han apoyado en su trayectoria en el Tecnológico de Monterrey, sus colegas han tenido mucho que ver en ese crecimiento profesional, pues Muñoz cree que el trabajar a lado de personas con una gran preparación lo obligan a esforzarse para estar al nivel de ellos.

En este sentido opina: "Tengo los mejores compañeros que siempre me apoyan a través de las críticas objetivas, constructivas (…). Mis colegas son de primera línea que son muy demandantes. No se trata de ganar, ni de competir, sino de unir esfuerzos para lograr metas comunes. En esta familia aquí todos compartimos desde nuestra propia trinchera la visión de luchar por un mejor futuro para nuestra sociedad, visto desde un compromiso con el desarrollo económico, político y social".

Es por sus alumnos y maestros que Muñoz califica al Tecnológico de Monterrey como el ambiente ideal para desarrollar personas capaces de alcanzar la excelencia. Y es que para él los humanos vivimos una especie de perpetua metamorfosis, pues todos los días evolucionamos en hábitos y manera de actuar.

"Es bien conocido que si en una metamorfosis las larvas no se alimentan bien pues no se lleva a buen término esa metamorfosis, y yo creo que en ese sentido el cambio en el Tec de Monterrey es un ambiente propicio que permite explorar nuevas avenidas, tenemos un ambiente fértil para nosotros los profesores y por supuesto también para los alumnos", finaliza.
 
David Muñoz Rodríguez es profesor e investigador del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, desde hace 20 años. Es titular de la Cátedra Sistemas Inalámbricos y de Movilidad en el Campus Monterrey. Obtuvo el Premio a la Labor Docente en 1997 y el Premio a la Labor Docente e Investigación en 2006, además ha recibido el Premio Rómulo Garza por trabajos publicados y patentados con alumnos. Es Profesor Investigador Titular A y Senior Member del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE).



INSTITUCIÓN
EDUCACIÓN
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 164
04.10.13