E

Verónica Ruiz: le enseñaron a emprender a pesar de las adversidades

"Corro por un milagro: el mío y el de la gente que padece esto. Corro porque no tengo tiempo de perder el tiempo, yo voy contra mi tiempo, no el de los kilómetros".

En el Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, la egresada aprendió la importancia de emprender. El diagnóstico de una enfermedad -Corea de Huntington- le llevó a luchar por su salud pero también por la de otras personas como ella y así puso en práctica su habilidad emprendedora. Verónica es presidenta de su fundación, conferencista internacional, maratonista y trabaja con un protocolo de investigación, donde el objeto de estudio es ella misma.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Para Verónica Ruiz Moreno, el hecho de recibir un diagnóstico de una enfermedad incurable no significó un impedimento, sino todo lo contrario, fue el impulso que la llevó a convertirse en voluntaria en la Asociación Mexicana de Enfermos de Huntington, donde recaudó fondos para ayudar a los pacientes a sobrellevar la enfermedad.

Su experiencia la proyectó en la organización que lleva su nombre, misma que decidió emprender tras ser diagnosticada con Corea de Huntington.

Verónica explica que los hijos de personas con la mencionada enfermedad tienen el 50 por ciento de probabilidad de heredar el mal, por lo que decidió adoptar a un niño en 2007, Bastián.

"Decidí adoptar. No puedo permitir que la enfermedad avance, lo que yo le puedo regalar a la humanidad es que esto termine conmigo y no pase a mi generación".

El 2007 fue el año donde comenzó toda una nueva aventura, pues además de volverse responsable de otro ser humano, su hijo, decidió convertirse en maratonista para transmitir esperanza a aquellos que padecen enfermedades neurodegenerativas.

A sus 49 años, Verónica presume que ha participado en algunos de los maratones más importantes nivel mundial: Chicago (2007), Toronto (2008), Montreal (2009), San Antonio (2010), Berlín (2011) y Chile (2013).

"El deporte me ha dado las herramientas necesarias para transformar mi cuerpo, mi alma, mi mente y mi espíritu, Soy una mujer que al correr me convierto en la mujer que inspira, y corre por aquellos que ya no pueden hacerlo. Voy por la vida celebrando la vida, por el mismo milagro de despertar cada día, porque para mí es un logro poder hacerlo", afirma.

Y es que el deporte le da la energía que su vida necesita, y le da la oportunidad de dar un mensaje de esperanza. Verónica siempre pensó en grande: "Es algo que me dejó el Tec, el valor para arriesgarte a ser realmente emprendedora".

Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por el Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, y como integrante de la comunidad EXATEC, Verónica reconoce que existen muchos beneficios, empezando por las oportunidades que ha tenido gracias a los vínculos que logró en la institución.

"La comunidad EXATEC es muy importante, es una cosa a la que deberíamos sacarle más jugo, porque una de las cosas maravillosas del Tec es precisamente su gente que te abre muchas puertas y es un vínculo maravilloso para desarrollar cualquier objetivo que te propongas", señala.

Actualmente Verónica es reconocida a nivel internacional, recuerda que en su último viaje a Chile parecía que las entrevistas no paraban; lucha diariamente para concientizar al mundo sobre su enfermedad y trabaja para que su asociación prospere; esa habilidad de emprendimiento la aprendió en el Tec de Monterrey.

"En el Tec te animan mucho a ser emprendedor, vale mucho la pena pasar por una institución así, que te educa y te hace pensar siempre en grande, porque todo el tiempo estás rodeado de gente maravillosa y totalmente valiosa".

Actualmente Verónica es conferencista internacional y se trabaja con un protocolo de investigación, donde el objeto de estudio es ella misma.

"Apenas están investigando esta enfermedad, así que estoy buscando quien pueda interesarse en mi caso y estudiarlo, para beneficio de los demás. Si de algo serviría mi cuerpo, que lo investiguen", propone.

La labor de la Fundación Verónica Ruiz consiste en concientizar a las personas sobre los trastornos neurodegenerativos, dar a conocer su naturaleza y su impacto en la vida de cada persona.
 
Su vida está en grabación para convertirse en un documental, escribió un libro que espera publicar, y se propuso como objeto de estudio para investigar sobre el Huntington.



INSTITUCIÓN
EDUCACIÓN
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 166
08.10.13