E

Héctor García: un destacado EXATEC que forma a ilustres ingenieros

"Todavía tengo un libro de Estadística que usé de estudiante en el Tec y que se lo presto a mis alumnos aquí en Stanford" señala García Molina quien se desempeña como profesor de la Universidad de Stanford.

Aunque actualmente el doctor Héctor García Molina trabaja en una de las instituciones educativas más reconocidas del mundo: Stanford, sigue teniendo memorias y recuerdos tangibles de sus días como alumno del Tecnológico de Monterrey. García Molina es reconocido internacionalmente por haber coordinado y asesorado al proyecto que dio como resultado a Google y aunque en sus días de estudiante trataba de ocultarlo, era el hijo del ex rector Fernando García Roel.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*
 
Héctor García Molina recuerda visitar la institución para ir al domo acuático, acompañar a su papá para ver algunos pendientes, y hasta  reuniones en su casa en las que los invitados eran de la comunidad Tec.

"Yo había vivido ahí desde que nací… el Tec era mi tercer hermano, porque mucha de la vida de mis padres giraba en torno a él", cuenta el EXATEC.

Fue en su adolescencia cuando Héctor García piso por primera vez al Campus Monterrey como estudiante, fue en 1968 cuando ingresó a la Prepa Tec, que en aquellos días aún se encontraba junto a las instalaciones de profesional, y culminaría en 1974 cuando obtuvo su título profesional de Ingeniero Electricista.

Aunque gracias a su papá, Héctor García ya conocía a la institución, ser en aquella época hijo del Rector del Tecnológico de Monterrey, Fernando García Roel, no fue nada fácil.

"Yo lo trataba de mantener lo más secreto posible (...), cuando estaba en la preparatoria no tenía coche y mi papá me daba aventón al Tec casi todos los días y recuerdo que llegábamos y se paraba el enfrente de su estacionamiento en Rectoría y yo me bajaba del coche. Dice mi papá que ni le decía 'adiós'… yo corría y me iba lo más rápido posible para que nadie me viera cerca de él", relata.
 
No era miedo, dice, sólo no quería que sus compañeros y profesores supieran que era hijo del rector y lo trataran diferente. Ahora lo recuerda entre risas, pero en aquel tiempo, todas esas mañanas en las que escapaba de su padre, no le causaban la menor gracia.

Una vez que terminó con sus estudios en el Tecnológico de Monterrey, García Molina salió al extranjero para estudiar una maestría y un doctorado en la Universidad de Stanford, institución en la que actualmente labora como profesor e investigador.

Durante sus estudios de carrera profesional, García realizó un intercambio académico y durante un año estudió en Wisconsin, por lo que cuando regresó para continuar con sus estudios no fue difícil, aunque también confiesa que se sentía bien preparado.

"No batallé, yo ya tenía el año de experiencia de Wisconsin así que ya había estudiado en Estados Unidos, pero aún en Wisconsin no fue difícil, no me faltaban conocimientos o preparación, tenía todo lo necesario para tener éxito tanto en Wisconsin como aquí en Stanford", dice.

Son casi cuatro décadas desde que el doctor García se graduó del Tecnológico de Monterrey, y aunque ahora labora en otra institución manifiesta que no olvida al Campus Monterrey, le tiene gran cariño y recuerda sus días como estudiante.

"Todavía tengo un libro de Estadística que usé de estudiante en el Tec y que se lo presto a mis alumnos aquí en Stanford. Les digo a mis alumnos: 'Otros libros se pueden perder, pero este libro me lo tienen que devolver porque le tengo mucho cariño' (...), todavía lo uso para recordar cosas, cada vez que lo uso me acuerdo del Tec y de todo lo que aprendí ahí", expresa.

El doctor en Ciencias de la Computación es reconocido internacionalmente porque durante el tiempo en el que se desempeñó como director del Departamento de Ciencias Computacionales de la Universidad de Stanford fue profesor de Sandra Lernes y Leonard Bosack, cofundadores de Cisco Systems, y de Larry Page y Sergey Brin, creadores y fundadores de Google.

Aunque confiesa que se siente muy orgulloso de haber ayudado en la formación académica de esas personas, indica que igual de orgulloso se siente de todos los otros alumnos que han pasado por sus aulas o ha tenido la oportunidad de aconsejar.

"Cuando doy clases y trabajo con los alumnos no lo hago con al expectativa de que se van a hacer millonarios o que van a cambiar al mundo, lo que quiero es cambiar a mis estudiantes, educarlos, y hacerlos buenos profesionistas y buenos seres humanos", afirma.

Héctor García Molina es egresado de la carrera de Ingeniero Electricista por el Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, y Maestro en Ingeniería Computacional por la Universidad de Stanford. Cuenta con un doctorado en Ciencias de la Computación por la Universidad de Stanford.



SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 179
18.10.13