E

Alfonso González Migoya: visionario que trabaja por la educación superior

"El Tec de Monterrey tiene que seguir liderando en los aspectos de la educaci—n superior en todo lo que se ha comprometido".

Llegó al Tecnológico de Monterrey en 1960, pero en realidad su vida en la institución comenzó desde mucho antes, pues su padre laboró en la Institución durante 30 años. Siempre ha sido un hombre de negocios, pero al igual que su padre, González Migoya siempre ha apoyado a la educación de los jóvenes mexicanos.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Era un adolescente de 15 años cuando llegó a su primera clase de preparatoria a lo que hoy es Aulas III del Campus Monterrey ya con su matrícula: 13374.

Para Alfonso González Migoya y sus hermanos, elegir al Tecnológico de Monterrey como casa de estudios fue muy natural, pues además de ver a su papá trabajar ahí, sabían que era una excelente institución educativa.

"También era una aspiración de vida en aquel entonces el formar parte de la mejor escuela que había en México".

Continuó su paso por el Campus Monterrey para estudiar Ingeniero Mecánico Electricista, y aunque confiesa que fue un gran reto intelectual, siempre mostró un muy buen aprovechamiento escolar; de hecho, salió al extranjero a estudiar una maestría.

Al igual que su padre, ha apoyado a la educación de los jóvenes mexicanos. "Él creía que la educación transformaba vidas, tal vez no lo expresaba así, pero estaba convencido de que el progreso de cualquier país radica en la educación".

Como un orgulloso hijo siempre pondrá en alto el nombre de su padre, pero Alfonso González no se queda atrás, pues, por invitación del ingeniero José Antonio Fernández se convirtió en consejero del Tecnológico de Monterrey.

Como consejero de la institución próxima a cumplir 70 años de existencia, González Migoya siente una gran responsabilidad, pues colabora en una universidad que -dice-, ayuda en la trascendencia de los mexicanos.

A este visionario le preocupa seriamente que el crecimiento económico de México sea lento y se manifieste en una gran brecha de inequidad social, pero sabe que México es rico en recursos naturales, capacidades y habilidades de sus ciudadanos, por lo que trabaja día a día convencido de que todo puede cambiar.

Pero México no cambiará si cada uno de los ciudadanos no hace algo para que eso realmente suceda. González Migoya pone su granito de arena desde dos vertientes: la vida empresarial del país y la educación de los jóvenes mexicanos.

Al hablar como consejero del Sistema Tecnológico de Monterrey, su gran labor para mejorar a la comunidad es el "preparar los medios para que los alumnos adquieran ese compromiso que creo que muchos tenemos, y que se hagan de todas las herramientas, habilidades, conocimientos para poder hacer bien su trabajo".

A su vez, el Tec -dice-, está llamado a continuar siendo la institución educativa líder en México, pero no sólo eso, pues hay que llegar a la excelencia. "Honestamente creo que no es una aspiración vana, lo dije cuando nombraron al rector actual del Sistema, Salvador Alva, por quien tengo un singular aprecio, de que creo que es el individuo que nos puede ayudar a liderar la institución para convertirla en eso: ser la número uno de América Latina en lo que participe".

El maestro en Administración cree firmemente en el gran potencial de los alumnos del Tecnológico de Monterrey, y comenta que los egresados se han dedicado a poner muy en alto el nombre de la institución, pero indica que para lograr llegar a la excelencia, el Sistema debe decidir a qué le apostará y enfocar su esfuerzo en las áreas elegidas.

A su parecer, el Tecnológico de Monterrey puede lograr la excelencia en la Ingeniería, la Medicina, las Ciencias Sociales y en las formas modernas de transmitir conocimiento y cultura a través de los medios no convencionales, como la educación a través de internet.

"Estamos viendo cosas asombrosas. A principios de este año el Consejo realizó una sesión de planeación y fuimos a conocer varios proyectos que existen particularmente en California con relación al tema de la enseñanza a través de los medios electrónicos. Es asombroso lo que se puede hacer. Yo estoy convencido de que el Tec está llamado a hacer algo verdaderamente revolucionario en esa materia".

En su paso por el Tecnológico de Monterrey, Alfonso González de Migoya ha podido reafirmar los valores que aprendió en su casa, y por supuesto, ha convivido con excelentes personas que han dejado huella en su vida.

Alfonso González Migoya es miembro del Consejo del Sistema Tecnológico de Monterrey.
 
Estudió la carrera de Ingeniero Mecánico Electricista por el Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey. Tiene Maestría en Administración de Negocios por la Universidad de Stanford, y cursó un Programa de Alta Dirección de Empresas en IPADE Business School.

En su trayectoria profesional, ha sido de 2009 a la fecha, Presidente del Consejo y director general de Grupo Industrial Saltillo. De 2007 a 2009, Director general de Servicios Interpuerto Monterrey. De 1995-2005 trabajo en Alfa como director corporativo de Finanzas, Planeación Estratégica y Recursos Humanos y Director General de Alestra en 1998. De 1993 1995 se desempeñó en el Grupo Financiero Bancomer: Director General Adjunto de Finanzas y Administración. Y de 1969 a 1993 laboró en el Grupo Cydsa donde estuvo diez años como director corporativo de Finanzas y nueve como Director General de Química y Plásticos.



SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 181
21.10.13