E

Eugenio Clariond: el futuro del Tec tiene que ser de calidad y excelencia

"Nuestra meta es tener los mejores alumnos, los mejores maestros y la mejor investigación, y eso debe ser el objetivo, independientemente del tamaño".

El EXATEC es presidente del Grupo Cuprum y uno de los empresarios más reconocidos del país. Desde que tenía unos 35 años el entonces Rector del Tecnológico de Monterrey, Fernando García Roel, lo invitó a ser parte del Consejo Directivo de la Institución.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Lleno de orgullo por la institución en la que estudió Administración de Empresas y una maestría en Administración, Eugenio Clariond Reyes-Retana relata su vínculo con el Tecnológico de Monterrey, institución educativa en la que -dice- le tocó también aportar al menos dos conceptos decisivos para su identidad actual.

"De hecho, creo que soy el decano… no por ser el más viejo pero sí por ser el que tiene más tiempo en el Consejo Directivo del Tecnológico de Monterrey, así que me ha tocado toda la historia", relata el empresario.

Cuenta que el Rector García Roel quiso que consejeros y empresarios actuaran como profesores, "y durante varios semestres estuve dando cursos en la Maestría de Negocios. Fue una experiencia que me ayudó a aprender muchas cosas, probablemente más de las que aprendí como estudiante", dice con una sonrisa.

Hacia fines del sexenio de Luis Echeverría platicó con el rector García Roel y dados los tiempos difíciles que se vivían, "decidimos que si las grandes empresas no iban a darles empleo a los graduados, y el Gobierno tampoco, pues teníamos que generar el emprendimiento". Así nació una campaña hoy incorporada al Tec de Monterrey en forma del Programa Emprendedor.

"Desde entonces se estableció el concepto de que necesitábamos, más que preparar solo profesionistas, preparar empresarios, gente que quisiera arrancar cosas nuevas, como empleados o como dueños o como miembros de una familia o lo que fuera, pero que tuvieran deseos de emprender", dice.

Otra contribución suya nació de sus trabajos, iniciados en 1992 en la Cumbre de la Tierra, cuando promovió entre los empresarios el tema de desarrollo sostenible.

"Entonces fue cuando convencimos o logramos poner dentro de los objetivos y de las metas del Tecnológico de Monterrey el promover el cuidado del medio ambiente, el desarrollo sostenible y los temas ecológicos", afirma.

Hace diez años  se creó la Cátedra Andrés Marcelo Sada, que difunde entre los alumnos y la sociedad los principios ambientales y de sustentabilidad. Y claro, Clariond forma parte de esta aventura.

"Este año me acaban de nombrar presidente del patronato de la Cátedra Andrés Marcelo Sada. Por supuesto es uno de los temas en que más me interesa participar", dice.

Pero el empresario quiere destacar no tanto el pasado o el presente, sino su interés por el futuro del Tecnológico de Monterrey. "Uno de los principios que más me interesa a mí promover es asegurarnos que el Tec de Monterrey no sea tanto una universidad grandota, con muchos edificios y con demasiados campus, sino que sea la mejor universidad de América Latina", enfatiza.

Más concretamente, esto significa que los egresados no sean de nivel medio, "sino que sean los mejores profesionistas en cada una de sus carreras".

Clariond Reyes-Retana está cierto de que no será una vía fácil. De hecho, dice que "este esfuerzo va a implicar un cambio muy importante en la forma de hacer las cosas en el Tecnológico de Monterrey". Cambiar a una institución del tamaño del Tec de Monterrey, que tiene años avanzando en una dirección, admite que cuesta trabajo. Lo bueno es que tanto el presidente del Consejo, José Antonio Fernández Carbajal, como el Rector del Sistema, Salvador Alva, están convencidos y están enfocados en buscar la excelencia.

El empresario aclara que no se trata de que la organización reduzca su tamaño. "Se trata de hacernos mejores y gastar los esfuerzos y los recursos que tenemos, y los que podamos conseguir en investigación, en contratar a los mejores maestros, en traernos a los mejores alumnos".

En los próximos años, dice Clariond Reyes-Retana, México necesitará de muchas personas bien educadas. Y al Tecnológico de Monterrey no debe interesarle competir contra nadie, sino mejorar hacia adentro.

El Tec de Monterrey se ha propuesto seguir las buenas prácticas, como las de  TecSalud, la más nueva de las áreas torales del Sistema Tecnológico de Monterrey. "Es un buen ejemplo de lo que queremos hacer, en primer lugar porque el TecSalud restringe mucho la entrada de los alumnos: escogemos sólo a los mejores, producimos los mejores médicos que hay en México, y como consecuencia tenemos que apoyarlo con investigaciones muy serias".

"Nuestra meta es tener los mejores alumnos, los mejores maestros y la mejor investigación, y eso debe ser el objetivo, independientemente del tamaño".

Eugenio Clariond Reyes-Retana, es presidente del Grupo Cuprum y uno de los empresarios más reconocidos del país, tiene vínculos muy directos con el Tecnológico de Monterrey, empezando por el hecho de que ambos nacieron en 1943 y están por cumplir 70 años, pero también porque desde que tenía unos 35 años el entonces rector, Fernando García Roel, lo invitó a ser parte del Consejo Directivo.



SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 181
22.10.13