E

José Luis Espíndola: su trabajo por la educación atraviesa los muros del Tec

"El Tec de Monterrey está incidiendo en otras instituciones que gustan de sus proyectos, se enamoran de proyectos del Tec; es una manera de contribuir a la educación en México".

El profesor del Campus Cuernavaca desde 1980 expresa que le tiene un gran cariño al Tecnológico de Monterrey pues le ha permitido desarrollarse personal y profesionalmente. Gracias a sus trabajos de investigación, libros y publicación de artículos de divulgación, se ha hecho acreedor de diversos galardones y reconocimientos.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

José Luis Espíndola Castro llegó como profesor hace 33 años, poco después se volvió coordinador de un área y dos años después de eso la Institución le dio la oportunidad de estudiar una maestría.

"De una manera clara y directa el Tec de Monterrey incide en tu desarrollo profesional porque te capacita, te prepara, y te anima a seguir trabajando", señala.

Ahora, Espíndola también cuenta con un doctorado y ha sido partícipe de innumerables cursos de capacitación y actualización. Durante estos años de trabajo en el Tecnológico de Monterrey, el doctor Espíndola se ha dedicado no sólo a ofrecer clases a los alumnos del Campus Cuernavaca -cosa que disfruta mucho- sino que además realiza investigación.

"Todo lo que he hecho ha sido por ventanas, puertas que ha abierto el Tec y me ha dado la oportunidad de desarrollarme profesionalmente".

En 2009, Espíndola recibió un reconocimiento por parte de la Federación de Instituciones Mexicanas de Educación Superior por haber obtenido el segundo lugar en un concurso de ensayos, gracias a su trabajo Las esferas de la acción ciudadana y la responsabilidad universitaria.

Entre otras cosas, el ensayo realizado por el profesor de Campus Cuernavaca enlista y describe algunas acciones en las que las personas pueden ejercer su ciudadanía.

El ensayo fue realizado dentro de la Cátedra de Investigación en Competencias Laborales, fundada en 2008, que tiene como misión planear las estrategias que harán que los alumnos desarrollen diversas competencias.

"Hemos compartido muchos proyectos -dice refiriéndose a la Institución-. Ha sido una simbiosis muy productiva porque el Tec siempre está animado por el espíritu de superación pero sobre todo de innovación y eso hace clic con uno".

Otro de sus muchos trabajos en el Tecnológico de Monterrey fue cuando participó en el Programa de Habilidades del Pensamiento y escribió un libro sobre el tema.

Su aportación a la materia fue tal que el proyecto no sólo fue adoptado por distintos campus de Prepa Tec, sino que distintas universidades se interesaron en el programa y le pidieron realizar cursos de capacitación para poder integrar dicho modelo en sus sistemas de enseñanza.

Con su trabajo, el Tecnológico de Monterrey sobrepasó sus muros y tocó a otras instituciones.

"El Tec de Monterrey está incidiendo en otras instituciones que gustan de sus proyectos, se enamoran de proyectos del Tec; es una manera de contribuir a la educación en México", afirma.

Pero el doctor Espíndola Castro no sólo muestra su esfuerzo por mejorar a México cada que desarrolla un proyecto pues él, dice, busca poner "su granito de arena" al participar en clases de Ética y Ética transversal, haciendo así que el país reciba próximamente a mejores profesionistas.

Actualmente José Luis Espíndola Castro es profesor investigador del Tecnológico de Monterrey, Campus Cuernavaca. Es graduado de la licenciatura en Filosofía y obtuvo un grado en Higher Education en conjunto por el Tecnológico de Monterrey y la Universidad de Alabama, y es Doctor en Filosofía por la División Internacional de Posgrado. Obtuvo un reconocimiento como mejor profesor por su contribución al desarrollo de la ciudadanía por el Sistema Tecnológico de Monterrey, 2012.



SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 186
24.10.13