E

José Eduardo Coello: un líder financiero que se formó en el Tec

"En el país no todos tienen el privilegio de tener un grado académico y son menos los que logran estar en el Tec, por eso, devolver a la sociedad lo que puedes a través de tu posición es fundamental".

El egresado del Campus Ciudad de México y actual Director General de Visa México, confiesa que los valores que la Institución plasmó en su formación son el eje de su actuar a nivel personal y profesional. Otro aspecto vital que destaca del Tecnológico de Monterrey es la integridad, donde se aprende que no hay tolerancia a actos no éticos y jamás se deben comprometer los principios propios.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

José Eduardo Coello Figueroa es egresado de la carrera de Ingeniero Mecánico Administrador y actualmente se desempeña como Director General de Visa México.

El EXATEC comenta que lo aprendido en el Tecnológico de Monterrey es sin duda su herramienta de trabajo diario. "Hay elementos fundamentales en el modelo educativo del Tec que me han acompañado a lo largo de toda mi carrera y que al día de hoy, en mi trabajo en Visa, siguen siendo estructurales en mi actuar y toma de decisiones".

Coello Figueroa egresó del Tec de Monterrey hace 26 años, y su carrera de ingeniería le brindó la metodología para identificar problemas, variables y resultados, así como la comprensión de retos para tomar decisiones de manera ágil. Por otro lado, competencias como el liderazgo y emprendimiento, que desarrolló en la Institución, son fundamentales en su trabajo directivo.

"Mi instrucción fue muy metódica en la resolución de problemas y para la obtención de herramientas para atender oportunidades y retos que se presentan", dice.

De su formación profesional destaca tres puntos fundamentales: competitividad, trabajo en equipo e integridad ética. La competitividad -apunta-, le ha enseñado que siempre hay un estándar más alto sobre el cual ser evaluado: "Saber que la vara es más alta demanda de ti más esfuerzo y dedicación".

El trabajo en equipo es una constante, ya sea en un modelo de colaboración académica o extracurricular.

"Como ingeniero mecánico administrador he estado en contacto con teorías de sistemas, lo que me ha permitido darme cuenta de que no hay elementos aislados, todo está interrelacionado", afirma. Incluso, si las personas tienen un negocio propio -añade-, siempre hay que buscar la perspectiva de la gente que te rodea y hacer sinergia.

Otro aspecto vital que destaca de su alma máter es la integridad, donde se aprende que no hay tolerancia a actos no éticos y jamás se deben comprometer los principios y valores propios, como tampoco los de la compañía: "Por encontrar un camino más corto que justifique tomar una mala decisión".

Coello indica que aunque todos deben actuar bajo principios éticos, quienes se encuentran en puestos directivos tienen una mayor responsabilidad. "Porque en posiciones de liderazgo debes de influir en la gente que te observa como un ejemplo, demostrar congruencia entre lo que se dice y se hace. Desde el Tec se nos enseña que no hay tolerancia a las trampas".

Otro tema inherente a la formación de un universitario del Tecnológico de Monterrey es el compromiso social y la retribución que pueden hacer a la población, lo cual, para Eduardo Coello, va de la mano con el espíritu de un agente de cambio.

"En el país no todos tienen el privilegio de tener un grado académico y son menos los que logran estar en el Tec, por eso, devolver a la sociedad lo que puedes a través de tu posición es fundamental", señala.

Si bien, desde la empresa que dirige permite eficientar el sistema financiero y permear favorablemente la economía del país, su labor también tiene un impacto en la gente más desprotegida, menciona.

"Tal es el caso de una familia de bajos recursos que puede recibir sus remesas de manera segura por medio de medios electrónicos, o adultos mayores que pueden recibir su jubilación o apoyos en una tarjeta", por mencionar algunos ejemplos.

La etapa de universitario es una época de constante aprendizaje, y en el Tec de Monterrey aprendió que independientemente de los profesores, uno es quien se hace responsable de su desempeño, pero adquirió otras experiencias, como la fundación de una sociedad de alumnos, la organización de eventos fuera de la institución, el apoyo a equipos deportivos, entre otros.

"Siempre agradeceré oportunidad de estudiar en el Tec, donde obtuve las herramientas para resolver problemas y la metodología para atenderlos. Pero también adquirí disciplina: la generación de hábitos de trabajo, adquirir responsabilidad y saber que no hay mañana para cumplir".
 
José Eduardo Coello Figueroa tiene más de 20 años de experiencia en el sector comercial y financiero, desde hace cinco años es director general de Visa México. Realizó una Maestría en Administración de Empresas en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa, en 1997.



SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 189
25.10.13