E

Mauricio García: comprometido con su labor de formar líderes del nuevo milenio

"Una de los grandes tesoros del Tecnológico de Monterrey es la calidad de su gente, desde el personal hasta los alumnos".

El EXATEC es hoy el director general del Campus Central de Veracruz del Tecnológico de Monterrey. A lo largo de su trayectoria, ha vivido la experiencia desde muy cerca y recientemente desde el ámbito estudiantil, como alumno de posgrado, del trabajo que realiza la Institución no sólo para formar profesionistas, sino también buenos ciudadanos.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Mauricio García Ballinas siempre había querido formar parte de la familia Tec, y la oportunidad llegó a él en 2000 tras concluir con sus estudios profesionales, pues ingresó al Campus Central de Veracruz para estudiar la maestría en Comercio Electrónico.

Estudió su posgrado bajo un esquema virtual. García iba al campus pero las clases se tomaban en un sistema satelital, por lo que sus compañeros además de estar sentados a su lado, también se encontraban en otros campus del Tecnológico de Monterrey y hasta en universidades extranjeras.

Al ser estudiante en el Tecnológico de Monterrey, García Ballinas estuvo inmerso en toda una nueva cultura de trabajo y se dio cuenta que los profesores no sólo se dedican a ofrecer clases, sino que realmente se involucran en el aprendizaje de sus alumnos.

"Como estudiante he aprendido una cultura de trabajo, conocía el gran deseo de los profesores por comprometerse en el aprendizaje de los alumnos, no sólo por dar sus clases; conocí gente con una gran vocación por la educación y una gran pasión por el trabajo".

Desde el momento en el que vivió el modelo educativo de la institución supo que era un lugar excepcional para desarrollar sus habilidades. Mientras cursaba su maestría, García Ballinas tuvo la oportunidad de convertirse en profesor, y después de eso nunca dejó al Tecnológico de Monterrey.

"Es una gran empresa para trabajar, una universidad preocupada por el desarrollo del personal, he tenido una posibilidad increíble de capacitarme en diferentes rubros", señala.

Fue Director de Informática y Biblioteca, dirigió el área administrativa y de servicios, se convirtió en director de Profesional y Desarrollo Académico, y actualmente se desempeña como Director General del Campus Central de Veracruz del Tecnológico de Monterrey.

"He tenido la oportunidad de pasar por muchas áreas, de conocer al Tec desde muchas perspectivas, y empaparme mucho de lo que eran los nichos de oportunidad que tenían las diferentes áreas", agrega.

El haber recorrido distintas áreas del campus le ha permitido conocer casi a la perfección cada rincón de él, y sin duda, una de las cosas más gratas que le ha dejado esta caminata es el haber conocido a tantas personas.

"He tenido la fortuna de aprender de muchas personas que tienen muchísimos años aquí en el Tec, personas de gran calidad humana, tienen una gran pasión por lo que están haciendo y todo eso me ayudó a que cuando me dieron la oportunidad de ser director del campus, con el equipo que hemos conformado, se han logrado hacer cosas importantes".

Una de los grandes tesoros del Tecnológico de Monterrey es la calidad de su gente, desde el personal hasta los alumnos, pues no sólo acuden al instituto a trabajar o escuchar clases, sino que realmente llegan para convertirse en mejores personas, algo de lo que García está convencido.

No pudo dejar pasar la oportunidad y comentar sobre la ocasión en la que mientras laboraba como director administrativo un alumno del campus pidió una cita urgente con él. En ese momento, García se encontraba muy ocupado, pero siempre hay tiempo para atender a los alumnos; el joven se presentó de nombre y matrícula y acto seguido, cuenta el EXATEC, pidió que se le retirara el financiamiento económico que se le había otorgado para cursar su carrera profesional.

"Me sorprendió porque nunca esperé encontrar a alguien que me dijera: 'Quítame la beca', tenía una beca de 40 por ciento".

El joven cuenta que los problemas económicos por los que atravesó su familia habían terminado, y que le gustaría que ese apoyo económico se le diera a algún otro alumno quien lo necesitara más en ese momento.

"Ese día me fui convencido de que algo estábamos haciendo bien y de que efectivamente en el Tecnológico de Monterrey transformamos vidas y ayudamos a las personas de maneras insospechadas", señala.

Esa, dice, es la mejor prueba de que cada miembro del Tecnológico de Monterrey se dedica a dar lo mejor de sí para formar cada día a más jóvenes comprometidos con su comunidad, estudiantes que el día de mañana tienen una alta probabilidad de convertirse en los líderes de México.

El dirigir a quienes dice, tienen altas probabilidades de convertirse en líderes de México, lo obliga a comprometerse más con su trabajo, pues sabe que el futuro de su país podría estar en las manos de quienes hoy son sus alumnos.

"No estamos haciendo sillas ni botellas, estamos formando personas, y si hacemos bien nuestro trabajo tenemos una oportunidad muy grande de trascender a través de que esos alumnos que el día de mañana se vuelvan líderes de la comunidad ayuden a que nuestros hijos a vivir en una mejor comunidad".

Mauricio García Ballinas es Licenciado en Informática por el Instituto Tecnológico de Orizaba y tiene una maestría en Comercio Electrónico en Tecnológico de Monterrey, Central de Veracruz.



SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 194
30.10.13