E

Socorro Valles: una ingeniera que transformó su afición en el eje de su vida

"Es una gran satisfacción ver cómo cada semestre te topas con nuevos alumnos, nuevas mentes, y eres parte fundamental de su formación. Al momento de su graduación sabes que tœ pusiste algo en esa persona".

No muchos pueden decir que lograron convertir su pasión en su trabajo, pero así ocurrió en el caso de la profesora de la Sede Durango. Al graduarse del Tecnológico de Monterrey comenzó a trabajar en el área que más le gustaba de su campus: Difusión Cultural.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Estudió la Ingeniería en Sistemas Computacionales en el Tecnológico de Monterrey, Campus Laguna, y a pesar de que en lo académico María del Socorro Valles Carrera siguió rutas parecidas -tiene una maestría en Negocios con especialidad en Mercadotecnia, así como un grado en Comercio Electrónico- siempre combinó sus estudios con actividades extracurriculares en diversas áreas de Difusión Cultural.

Valles Carrera participó cantando, bailando y actuando, en el staff técnico y en otras áreas que le permitió conoce el Departamento, aunque en realidad conquistó logros desde antes de que fuera miembro de la Familia Tec de Monterrey, pues siendo alumna de preparatoria ganó en 1990 el certamen "La estudiante ideal", toda una tradición en el Campus Laguna.

Al graduarse como ingeniera, en 1995, María del Socorro fue invitada para cubrir una vacante en Difusión Cultural. La joven egresada no lo pensó dos veces y de inmediato aceptó la oferta: ahora se encargaría de organizar los programas del departamento, algo que le encantaba, y no tenía que preocuparse por sus clases: "¡Lo que antes era mi hobby se iba a convertir en mi trabajo!" cuenta.

En ese verano de 1995 empezó a trabajar como coordinadora de Difusión Cultural en el Campus Laguna. Recibió un departamento en el que tenía de 20 a 30 colaboradores, pero con la ayuda de su esposo pudo formar una compañía de más de 200 personas involucradas en el área.

Durante su gestión como coordinadora participó en la producción de diez obras de teatro, cinco musicales, cinco Réquiems y algunos otros eventos. También revivió su propia experiencia, coordinando hace diez años el certamen que ella misma había ganado, "La estudiante ideal".

El Tec busca que sus estudiantes se formen de una manera integral, incluyendo en sus opciones educativas actividades en grupos estudiantiles, el área de Deportes y Difusión Cultural, dice María del Socorro.

Entusiasmada al hablar de Difusión Cultural, agrega que el área busca fortalecer la formación integral de los jóvenes a través del arte y la cultura, desarrollando en ellos competencias y habilidades que ayudan a generar en sus mentes una visión humanista.

"Es sumamente importante para su formación integral que participen en Difusión Cultural, porque ahí los estudiantes desarrollan otro tipo de valores, habilidades y aptitudes: el trabajo en equipo, la responsabilidad, el compañerismo, creatividad y aprecio por la cultura. Estoy convencida que participar en este tipo de eventos es de mucho beneficio", asegura.

Durante su estancia en el Campus Laguna también fungió como profesora de profesional, y años más tarde la invitaron a cambiar de residencia y participar como maestra en la Sede Durango, donde permanece hasta la fecha.

Valles Carrera confiesa que cuando daba clases a alumnos de profesional solía decir que nunca sería maestra en preparatoria, pues los alumnos eran demasiado inquietos. Pero en 2004 aceptó el reto y su visión cambió. "He visto que los jóvenes son responsables y se comprometen cuando ven que del otro lado (los maestros) también ponen de su parte", dice.

Aunque mucho de su tiempo lo dedica a ser profesora de matemáticas en Prepa Tec, no puede ni quiere dejar su trabajo en Asuntos Estudiantiles, pues ahí está su corazón. La EXATEC combina la docencia con la coordinación del departamento.

"Si te fijas más en la persona que en ver al alumno como un simple número puedes entenderlo y llegar a tener una buena conexión con los alumnos para que fluya el trabajo", afirma.

María del Socorro es orgullosamente miembro de la Familia Tec. Está convencida de que el Tecnológico de Monterrey es una muy buena opción para formarse como profesionista.

"El Tec siempre está buscando las mejores alternativas para dar una educación de vanguardia; me siento muy orgullosa de pertenecer a la Institución", confiesa sonriente.

En 1998 fue Profesora del Departamento de Humanidades en el Tec de Monterrey Campus Laguna. Desde 2006 empezó a dar clases de matemáticas en la Prepa Tec de la Sede Durango.
 


SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 206
07.11.13