E

Salvador Silveyra: a sus 85 años afirma que hay que seguir estudiando toda la vida

Juan Salvador Silveyra Flores, a sus 84 años obtuvo un doctorado, algo que pocas personas en nuestro país logran, sobre todo en una edad en la que pareciera que ya se logró todo.

El EXATEC ha encontrado en los estudios la manera de mantener la vitalidad de su mente, de su cuerpo, y de continuar siendo productivo para la sociedad y su familia. Han sido 28 años continuos de estudio, de los que se siente muy orgulloso del Tecnológico de Monterrey a la vez que agradecido por las oportunidades que le han brindado.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

En el marco de su cumpleaños número 85, Juan Salvador Silveyra Flores  comparte un poco de lo que han sido los últimos 68 años de vida, tiempo en el cual logró sacar adelante la carrera de Ingeniero Químico, una Maestría en Administración, otra Maestría en Estudios Humanísticos y un Doctorado en Humanidades, el cual acaba de concluir el año pasado; todo ello, además de ser cabeza de familia y fundar una exitosa empresa.

"No importa la edad, hay que seguir estudiando el resto de la vida", dice con satisfacción. "Entrar al campo de la cultura es una actividad que no debe acabarse nunca durante la vida de una persona; eso lo mantiene a uno vivo en su mente y también ayuda a mantenerse vivo en su cuerpo".

"He estado haciendo cuentas y he pasado 28 años de mi vida en las aulas del Tecnológico de Monterrey de un modo o de otro. Entonces, el Tec es, para mí, cuatro veces mi alma máter. Yo no me he separado realmente del Tecnológico en ninguna parte de mi vida; ha significado algo muy importante en mi desarrollo intelectual desde el tipo técnico, cuando fui ingeniero, hasta últimamente que he tenido la fortuna de llegar a graduarme como doctor", cuenta.

Lagunero de origen por haber nacido en Torreón, Coahuila, Juan Salvador se siente regiomontano por adopción porque llegó a estas tierras desde que tenía 17 años para estudiar en el Tecnológico de Monterrey.

Empezó sus clases profesionales en los edificios del centro de Monterrey, porque no se había estrenado el primer edificio de aulas del Tec; eso sucedió meses después de que él llegara a estudiar, cuando se mudaron al campus principal que hoy ocupa el Campus Monterrey.

Concluyó en cuatro años la carrera de Ingeniero Químico; sin embargo, a lo largo de su vida profesional se encontró con la necesidad de saber algo más de administración y no solamente la preparación técnica-científica que ya tenía.

"Había ido subiendo de puestos en mis trabajos, entonces volví al Tec para estudiar la Maestría en Administración y tengo mi título, me gradué".

Los años siguieron su curso. Juan Salvador se dedicó a los negocios y logró fundar una empresa que fabrica productos químicos y la cual sigue siendo reconocida hoy en día.

"Pasaron muchos años y pensé que ya era suficiente de negocios y yo estaba necesitando algo más elevado. Entonces empecé a buscar algo que estudiar en el campo de humanidades y entré por tercera vez al Tec a estudiar la maestría en Estudios Humanísticos en lo que se llama la Universidad TecVirtual, por la computadora", señala.

Seis años después logró su objetivo y se graduó como Maestro en Estudios Humanísticos; en ese momento, según comenta, se percató del pequeño paso que le restaba para llegar al grado máximo de escolaridad, meta que logró a sus 84 años de edad.

"Encontré que quedaba un paso muy fácil de dar y un salto pequeño, relativamente, para terminar la maestría con el Doctorado en Estudios Humanísticos. Entonces, por cuarta vez, regresé como alumno del Tec (a clases presenciales) y en tres años terminé el doctorado y me gradué el año pasado en mayo".

Con grandes metas cumplidas, Juan Salvador se siete muy agradecido con el Tecnológico de Monterrey y con sus autoridades, por haberle dado la oportunidad de formar parte de esta gran familia y sobre todo, por haberlo aceptado a cada paso de su ya larga trayectoria en la Institución.

El veterano pero juvenil EXATEC reflexiona que sin importar el paso de las décadas, el Tec sigue siendo una institución de primer mundo que mantiene muy altos estándares de calidad.

"Sigue siendo un institución que se fija mucho en la calidad de los estudios, pero yo he visto que el Tec afortunadamente ha ido evolucionando de ser del tipo técnico a ser del tipo humanista; se ha completado mucho el Tec ofreciendo otras carreras, incluso la de medicina y también las de humanidades, o sea, es mucho más amplio el Tec actualmente y yo veo que va su evolución en ese mismo sentido".

"Para el Tec son 70 años, para mí son 68. Yo llegué al Tec dos años después; qué puedo decir más que desearle al Tec un feliz cumpleaños y que se sigan cumpliendo muchos en el futuro".

Juan Salvador Silveyra Flores termina su carrera de Ingeniería Química en el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey en 1950. Se gradúa de la Maestría en Administración en el Campus Monterrey en el1975, para el 2005 se gradúa de la Maestría en Estudios Humanísticos, en la Universidad TecVirtual y en el 2012 recibe el Doctorado en Estudios Humanísticos en el Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, con una tesis sobre el filósofo Max Scheler.



SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 212
12.11.13