E

Gabriela Miranda: Lleva a París las herramientas que aprendió en Cuernavaca

“El contribuir con mi granito de arena a crear un mundo mejor me da una satisfacción infinita” comentó Gabriela.

Algunos pensarán que las cosas buenas que suceden en la vida llegan por suerte o por estar en el lugar correcto en el momento adecuado, pero para Gabriela Miranda está claro que su verdadera historia es otra. En su estancia en el Tec de Monterrey aprendió los valores y competencias que hoy practica con orgullo en su trabajo en Francia.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Gabriela nació en el Distrito Federal pero se mudó a Cuernavaca, ahí estudió la Prepa Tec y después carrera profesional en el Tecnológico de Monterrey, graduándose en 2001 como licenciada en Administración de Empresas.

Hoy, 12 años después, su hogar se encuentra en París, Francia, pues ahí se desempeña como analista de políticas y jefa de proyecto en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

"A veces pienso en la suerte que tuve de estar en el lugar correcto, al momento correcto, cuando obtuve mi puesto en la OCDE hace 11 años. Sin embargo, hoy sé que el hecho de que he crecido en la Organización y construido capacidades que me permiten estar a la par o adelante de gente que viene de los 34 países más competitivos del mundo, me digo que definitivamente no fue suerte, sino el fruto de mi trabajo, de mis esfuerzos por mejorar cada día, y de sobrepasarme sin jamás decirme que yo no soy capaz", afirma.


Su trayectoria en la OCDE le ha permitido aprender de distintas áreas, prepararse y crecer profesionalmente, aunque indica que mucho de lo que es hoy se lo debe al Tecnológico de Monterrey.

"Fuera de los conocimientos técnicos, el Tec te da las herramientas para poder tener éxito en la vida laboral: el saber dónde buscar las respuestas, el saber cómo analizar los problemas, el tener una vida equilibrada (trabajo, deporte, descanso), el saber detenerse a pensar y a intercambiar ideas con un equipo, el saber liderar un equipo y sobre todo, el saber ser parte de una comunidad, llámese Tec, OCDE o el mundo", señala.

Los valores que infunde el Tec no sólo los vivió dentro de los salones de clase, sino que la han acompañado en su quehacer diario. Algunas de los aspectos más importantes que aprendió en la institución fueron la honradez y el no darse por vencida ante cualquier obstáculo, "y el trabajar, trabajar, trabajar, trabajar y trabajar para lograr lo que me he propuesto", apunta.

El Tecnológico de Monterrey forma estudiantes completos, explica la EXATEC, pero eso lleva un costo. Miranda afirma que la institución exige mucho, sin embargo, eso empuja a los jóvenes a nunca darse por vencidos y dar lo mejor de sí.

"El Tec nos exige mucho en todos los aspectos, no sólo en cuestiones académicas sino en cuestiones de responsabilidad y respeto (no llegar tarde al aula por ejemplo o el compromiso de contribuir a un trabajo colectivo en una comunidad). Esta exigencia nos da una formación que nos permite ponernos objetivos altos porque sabemos dar mucho de nosotros mismos y logramos sobrepasarnos", enfatiza.

Junto con lo aprendido en casa, el Tecnológico de Monterrey creó a la persona que Gabriela es hoy, y uno de los aspectos que destaca fue su formación cívica.

Antes de ingresar a la institución, Gabriela estaba consciente de los desafíos económicos que vivía México y la inequidad social del país, pero eso parecía muy distante a ella y no tomaba importancia en su vida. Una vez que formó parte de la familia Tec el panorama cambió por completo.

"Antes del entrar al Tec lo sabía pero no lo sentía como 'mi responsabilidad'. Era como leer un libro o enterarse de algo que pasa sin que nos afecte. El Tec me abrió puertas a la realidad y sobre todo me abrió los ojos ante mi responsabilidad como ciudadana y profesional afortunada por estar en donde estaba de contribuir a sobrellevar esos desafíos", afirma.

Todo lo anterior la ha llevado por el sendero del éxito, claro, con mucho esfuerzo, caídas y lecciones difíciles, pero hoy, Gabriela Miranda se encuentra en Francia poniendo el nombre de México en alto, trabajando para que el mundo sea cada vez mejor.

"El contribuir con mi granito de arena a crear un mundo mejor me da una satisfacción infinita".

Gabriela Miranda Gallardo es Licenciada en Administración de Empresas por el Tecnológico de Monterrey, Campus Cuernavaca y Maestra en Economía Internacional por la Universidad Paris-Dauphine. Además trabaja como Analista de políticas y jefa de proyecto.

La EXATEC también ha publicado estudios y artículos sobre emprendimiento, innovación y estrategias de desarrollo social y ambiental para países y regiones en Europa y Australia.



SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 218
15.11.13