E

José Luis González: en el aula este maestro desarrolla los sueños de sus alumnos

"Cuando el joven empieza a avanzar y cumple sus metas su mente cambia por completo, vuelve a soñar; sueña a principio en un torneo local, siente que puede avanzar, cumple sus records, los mejora, y empieza a soñar con un torneo nacional".

Cuando llegó al Tec, hace 30 años, el campus era prácticamente nuevo pero le interesaba formar parte de su historia Fue en 1980 cuando se incorporó como alumno de la Prepa Tec en Querétaro, y recuerda que lo que lo atrajo fue el prestigio y la calidad educativa de la Institución. Involucrado no solo en el área académica sino en la deportiva, esta combinación le hizo darse cuenta del esfuerzo y el apoyo que viven quienes forman parte de la Comunidad Tec.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Llegó como un joven inquieto a la Prepa Tec, pero hoy, con 26 años de trayectoria docente, José Luis González Rodríguez sabe que el Tecnológico de Monterrey lo formó bien a él, y lo continúa haciendo con los actuales alumnos, a quienes él hoy apoya en sus sueños.

"Yo tenía el sueño de ingresar aquí, era una experiencia interesante el poder incorporarme a una escuela nueva en Querétaro pero que traía mucha tendencia tecnológica, en Querétaro era así como que 'wow'", cuenta.

Aunque confiesa que de adolescente era muy inquieto, González dice que siempre prestó atención a la calidad académica de la institución, destacando la labor docente de los profesores del Tecnológico de Monterrey: "El prestigio de los profesores que tienen de prepararlos bien, trabajar bien, eso me motivo entrar al Tec como alumno".

Como estudiante del Campus Querétaro formó parte del equipo representativo de natación, pero no eran Borregos, sino Pingüinos -recuerda entre risas-, pues debido a que el campus era nuevo, la alberca donde entrenaban no contaba con calefacción, y combinado con el clima de esa ciudad el agua era muy fría.

Combinar sus clases con los entrenamientos fue algo muy divertido, pues amaba nadar, y hoy reconoce que haber estado en el equipo representativo de natación del Campus Querétaro verdaderamente lo marcó.

"Te cambia mucho porque hay muchos valores y elementos importantes de la persona que se viven a través de equipos representativos, ya sean deportes o de formación cultural, como respeto, compañerismo, y acabas haciendo amigos y a veces hasta familia con ellos", dice.

Los que han formado parte de cualquier clase de equipo en el Tecnológico de Monterrey saben que esa familia que se forma siempre está ahí, se alegra contigo en tus victorias, y te apoya en tus fracasos para que luches y vuelvas a pararte.

"Ellos dan un poco más de sí para que tú aprendas, para que tú avances; puede haber tropiezos, pero siempre hay una mano que te ayuda y dice: 'Tú lucha, tú trabaja, tú puedes'".

Al finalizar con la preparatoria continuó sus estudios en el Tecnológico de Monterrey, primero como alumno de Ingeniería Bioquímica, y después realizó dos maestrías, una en Finanzas y otra en Administración.

En 1986, una vez con título en mano, decidió que lo mejor era seguir en las filas del Tecnológico de Monterrey, e ingresó como profesor en el área de Matemáticas al Campus Estado de México, donde permaneció por dos años y luego regresó a su casa, el Campus Querétaro, lugar donde permanece hasta hoy.

Llegó muy joven e inexperto, recuerda el profesor González, pero hubo algo que lo ayudó a tomar ritmo en su trabajo y nunca salir del rumbo: el apoyo de sus compañeros profesores.

Califica a los profesores del Tecnológico de Monterrey como unos ángeles que están siempre ahí para ayudar, ya sea a los alumnos a sus compañeros, y gracias a los que lo apoyaron en sus inicios hoy es el profesor González.

"Fue un recibimiento increíblemente bello… el que los profesores que tienen experiencia te ayuden te digan: '¿Qué necesitas?' , dan todos de sí , es increíble cómo quisieras agradecerles a muchos lo que ahora eres, porque cuando uno empieza tiene carencias, dudas, falta de experiencia, inquietudes, están como un ángel diciéndote: 'Por aquí, por allá'".

Aunque ama las matemáticas y disfruta cada clase que ofrece en el Campus Querétaro, José Luis González no puede negar que siempre ha llevado el deporte en el corazón, pues ya como docente continuó en la alberca, pero esta vez como entrenador.

El ser entrenador de un equipo deportivo lo llena de gozo, pues vive junto con los alumnos del Tec de Monterrey la dicha de soñar. "Cuando el joven empieza a avanzar y cumple sus metas su mente cambia por completo, vuelve a soñar; sueña a principio en un torneo local, siente que puede avanzar, cumple sus records, los mejora, y empieza a soñar con un torneo nacional", enfatiza.

Ha sido parte de la familia Tec desde joven, y hoy, ya como profesor de la institución, se siente orgulloso de su labor, pues sabe que al ser profesor de los futuros profesionistas de México, está ayudando a que México sea un mejor país.

"Para mí es una familia y me siento orgulloso de ser parte del Tec porque siento que en estos años que tenemos como institución sí ha habido un cambio social, al menos en todos los egresados con la intención de hacer bien las cosas, hacerlas de calidad, crecer con los demás, y buscar un beneficio para todos".

José Luis González Rodríguez tiene 26 años de experiencia como profesor en el Tecnológico de Monterrey.

Ha sido reconocido como el mejor profesor de generación más de 10 veces. Es Ingeniero Bioquímico. Campus Guaymas en 1986. Tiene Maestría en Administración, Campus Querétaro en 1990 y tiene una Maestría en Finanzas. Campus Querétaro, 1999.



INSTITUCIÓN
EDUCACIÓN
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota#029
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
22.03.13