E

Georgina Aguilar: su transformación ha sido de puertas abiertas

"Aprendí a ponerme al servicio de la comunidad, que mi compromiso es el servir a la gente para que aprenda, cree, para que se forme como persona".

La directora académica de la Prepa Tec en Veracruz tiene casi dos décadas en la Institución, tiempo que le ha traído cientos de experiencias que la han transformado. El Tec le ha ayudado a lograr las metas que se ha planteado y mucho más, lo que afirma, se debe a que es una Institución que abre las puertas a muchas oportunidades, a desarrollarse en cosas que las personas no saben y que deben conocer de ellas mismas como personas.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Originaria de la Ciudad de México, Georgina Andrea Aguilar se mudó a Córdoba, Veracruz al contraer matrimonio, y aunque al principio fue difícil acostumbrarse a su nueva vida, cuando se enteró que el Tecnológico de Monterrey tenía un campus en esa ciudad, todo pareció mejor.

"Cuando yo me entero que el Tec de Monterrey estaba en la ciudad de Córdova no lo podía creer, dije: 'Ya la hice, quiero estudiar mi maestría y mis hijos van a tener una educación de calidad en la preparatoria y en la universidad'", cuenta.

Pisó por primera vez el Tecnológico de Monterrey en 1998 para convertirse en profesora de cátedra, y tiempo después comenzó a estudiar la maestría en Ingeniería con especialidad en Sistemas de Calidad y Productividad en la misma institución.

Antes de ser profesora en Campus Central de Veracruz ya había impartido clases en otra universidad, "siempre de una manera muy tradicional", por lo que al llegar a la institución se encontró con un sistema totalmente diferente.

Recuerda que lo primero que le dijeron fue que su trabajo era hacer que los estudiantes aprendieran por su propia cuenta, en aquel momento no lo entendió muy bien, pero después de ser capacitada por el Tecnológico de Monterrey supo lo que implicaba.

"El centro de atención es el alumno, tú tienes que trabajar para que el alumno aprenda, el foco de atención no es el profesor", dice y señala que el cambiar su sistema de enseñanza no fue algo sencillo, pues no sólo tenía que cambiar su esquema mental sino que implicó replantear la manera en la que ofrecía sus clases. Fue -dice- un reto padrísimo para ella.

Los alumnos del Tecnológico de Monterrey -explica la profesora Georgina Aguilar-, son personas que se esfuerzan diariamente por ser mejores, por lo que al cambiar su manera de trabajo se percató de que sus clases fluían de una mejor manera, pues ellos mismos comenzaban a generar su conocimiento.

"Cuando tú haces que reflexione el alumno sobre sus acciones, sobre la forma en cómo está trabajando, es cuando realmente se da un cambio. Me quedó claro que lo que tenía que hacer era detonar esa reflexión".

El Tecnológico de Monterrey se preocupa porque sus alumnos estén preparados de la mejor manera, y el proceso de aprendizaje que comenta la maestra Aguilar se presenta en todos los niveles de la institución. Al momento de cursar su maestría experimentó lo mismo que ella implementaba con sus jóvenes estudiantes, el autoconocimiento, claro, sin olvidar que los profesores siempre están presentes para apoyar a los alumnos.

"Me sentí muy acogida, a pesar de que los profesores no los tienes físicamente, me contestaban inmediatamente mis dudas, me sentí muy protegida, muy acogida y a la vez tienes que ser muy responsable, tienes que cumplir con tu agenda, cumplir con tus proyectos, cumplir con ciertos estándares de calidad... eso te hace crecer mucho como persona", señala.

Aguilar platica que mientras ella tenía un calendario para entregar por línea sus trabajos de maestría, su esposo también contaba con fechas y tiempos estrictamente estipulados para realizar sus labores profesionales en una empresa de la localidad, lo que le hizo darse cuenta que todos los alumnos del Tec de Monterrey son preparados diariamente para volverse excelentes profesionistas, pues desde Prepa Tec los jóvenes se acostumbran a ser ordenados y responsables.

Y dice: "Aprendí a ser una persona que puede ayudar a otros, que tocas vidas, a ponerme al servicio de la comunidad, que mi compromiso sea el servir a la gente para que aprenda, cree, para que se forme como persona. Cuando tú los cambias es cuando tú te estás cambiando también".

"El Tec te ayuda a lograr las metas que te has planteado y mucho más, te abre las puertas a muchas oportunidades que ni tú mismo te imaginas, te ayuda a desarrollarte en cosas que tú no sabes que tienes a conocerte como persona, conocer cosas que no idea sabías que eras bueno, saber tus puntos débiles y saberlos manejar", agrega.

Georgina Andrea Aguilar estudió la Licenciatura en Actuaría por la Universidad Anáhuac y realizó estudios de Maestría en Ingeniería con especialidad en Sistemas de Calidad y Productividad por el Tecnológico de Monterrey.



INSTITUCIÓN
EDUCACIÓN
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 236
27.11.13