E

Pablo Ayala: con sus alumnos, transforma con ética y ciudadanía la comunidad

"Si yo formo a los chavos en estas ideas que traemos en el centro de investigación puedo abonar de una manera más significativa en este proceso de transformar la sociedad".

Fue la casualidad la que lo colocó en el Tecnológico de Monterrey hace ya varios años, y es que en la mente de Pablo Ayala Enríquez no había otra cosa que no fuera continuar con su trabajo en un centro de investigación. En Campus Guadalajara es profesor de la clase de Ética y Ciudadanía que imparte con gusto y la que disfruta ver cómo los jóvenes implementan lo aprendido en el mundo real.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

"Andábamos por todo el país dando capacitación y yo no podía comprometerme con una institución educativa que fuera muy demandante, pero un día un compañero me pidió que lo sustituyera en un clase, yo le dije que era imposible, sin embargo terminé asistiendo", cuenta.

Esa clase a la que asistió sirvió para que el doctor Pablo Ayala Enríquez reflexionara sobre la docencia y terminó entendiendo que el ser profesor le ayudaría a difundir la investigación que hacía directamente con la sociedad.

"Creo que desde el Tec, si yo formo a los chavos en estas ideas que traemos en el centro de investigación puedo abonar de una manera más significativa en este proceso de transformar la sociedad", reflexiona.

Con su labor como profesor del Tec de Monterrey, Ayala pone su granito de arena para cambiar a la sociedad, pero todo a través de sus alumnos, quienes no sólo aprenden los conceptos y demuestran lo aprendido en exámenes, sino que salen al mundo a implementar lo aprendido con el deseo de trabajar por una mejor comunidad.

Señala que el impacto del trabajo que los estudiantes hacen en la sociedad es importante, "ellos salen con un sello muy particular que es el de emprender muchas acciones en muchos sentidos, que no se reducen a una empresa, sino con una actitud de asumir desafíos".

Para lograr ese proceso de transformación, comenta Ayala, el Tec ofrece profesores altamente capacitados a sus alumnos para ser facilitadores del aprendizaje de los jóvenes.

Sin embargo, aclara que para que dichos resultados se den, es necesario preparar a todos y cada uno de los docentes de manera integral, es decir, capacitarlos de tal manera, que estén a la altura de las expectativas de los estudiantes.

"Para entrar a un aula, para impartir un primer curso necesita recibir un proceso de capacitación bastante amplio; pero de eso se trata, de que dotemos al profesor de las mejores herramientas para que tenga una buena práctica docente".

Pero eso no es todo, Ayala Enríquez asegura que se encuentran en plena transformación del modelo educativo, que implica el desarrollo de ciertas competencias profesionales para que los estudiantes se formen de manera integral.

Lo que quieren -dice- es que los estudiantes puedan resolver problemas concretos en la sociedad, que vayan en pro de un bien social.

"Recuerdo que tenía un chavo de la Ingeniería en Mecatrónica con muy mala actitud, después de un ejercicio me dijo que había llegado a la clase más espantosa de su vida, que la ética no servía para nada, pero fue aceptando el contenido hasta que tiempo después lo encontré haciendo aditamentos para personas con discapacidad a muy bajo costo, entonces con eso ayudó y transformó la vida de un montón de niños de bajos recursos, ahora el chavo tiene una conciencia social muy fuerte".

Aunque ahora es profesor del Campus Guadalajara, Pablo Ayala Enríquez nunca ha dejado la investigación, pues en la institución encontró un espacio para seguir cultivándose.

Imparte las materias de Ética, Persona y Sociedad; Ética, Profesión y Ciudadanía, e Historia de la Civilización, materias que imparte con gusto, y disfruta ver cómo los jóvenes implementan lo aprendido en el mundo real.

Con la docencia, el doctor en Ética y Democracia no sólo impacta la vida de sus alumnos, pues el Tecnológico de Monterrey le ha dado el espacio y oportunidad de seguir con su trabajo de investigación, por lo que ha publicado varios libros referentes a la ética que se han vuelto referencia de muchos mexicanos, entre ellos Repensar la ciudadanía, los desafíos del nuevo pacto global, Creciendo con nuestros valores. Un modelo de formación integral y dinámico, y valores para convivir, una propuesta para la educación preescolar.

"El Tec me abre una serie de posibilidades, me abre otros escenarios para que el objetivo que tengo como docente y educador tenga un impacto mayor", finaliza.

El doctor Pablo Ayala Enríquez es Director del departamento en Formación Humanística y Ciudadana del Tec de Monterrey, Campus Guadalajara. Su investigación esta enfocada en temas relacionados la ética aplicada, ciudadanía participativa y democracia.

Pablo Ayala estudió la carrera de Licenciado en Ciencias de la Educación por la Universidad Kino y tiene una Maestría en Educación con especialidad en Humanidades por el Tecnológico de Monterrey, y un Doctorado en Ética y Democracia por la Universidad de Valencia, España.



INSTITUCIÓN
EDUCACIÓN
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 237
28.11.13