E

Víctor Gutiérrez: comprometido con la transformación de su alma máter

"Debemos transformarnos en una institución que nos asegure que en los próximos 70 años seguiremos siendo líderes en educación".

Para el egresado del Campus Monterrey, todavía hay muchos retos personales y profesionales por lograr. Tiene claro que junto con esa misión educativa, en el corazón del Tec de Monterrey hay un proceso continuo de transformación siempre apostándole al futuro, y siempre transformando también a quienes son parte de la de Institución.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

Víctor Gutiérrez Aladro fue uno de los primeros ingenieros que manejaron computadoras personales, pues estudió Ciencias Computacionales en Querétaro; pero después de hacer su maestría en el Tecnológico de Monterrey fue invitado a participar como profesor. El cuarto de siglo transcurrido desde entonces lo ha llevado a conocer muchos campus y sobre todo muchas personas de las que le enorgullece haber aprendido.

Hoy, el profesor experto en computadoras tiene bajo su responsabilidad la Zona Occidente del Tecnológico de Monterrey, y anteriormente dirigió áreas académicas en Monterrey y la Laguna, pero también de haber sido director general de los campus Tampico, Aguascalientes, Chihuahua y Guadalajara.

Gutiérrez Aladro tiene clara la vocación de la institución en la que ha vivido 25 años: "La esencia de una institución educativa como el Tecnológico de Monterrey es la academia, el dar clases, el poder tener esa relación que nos permite a los profesores compartir conocimientos, desarrollar habilidades en los jóvenes", afirma

Agrega que "esa transformación hay que llevarla dando los pasos adecuados para que en tres, cuatro o cinco años logremos transformar la Institución; ese es el principal reto que enfrentamos todos, no perder lo que tenemos, pero a la vez transformarnos en una institución con una visión de futuro que nos permita estar seguros que vamos a seguir los próximos 70 años siendo líderes en la educación".

En su caso particular, después de haber empezado como un ingeniero concentrado en las tecnologías informáticas, fue ganando experiencia como administrador y como responsable de todos los procesos de un campus, ya que, por ejemplo, le tocó empezar desde cero el de Aguascalientes.

Y entre lo mucho que aprendió dice que le satisface poder decir que si bien la tecnología es una herramienta fundamental, hay mucho qué ganar más allá del conocimiento, concentrándose en el enorme valor que representa la interacción constante y continua con un universo de personas distintas, algo que ha podido experimentar en sus distintos cargos dentro de la Institución.

"Para mí ha sido una gran oportunidad de poder crear un impacto en muchas personas, de poder trabajar y compartir mis experiencias, mis conocimientos y habilidades en una institución como el Tec, más de la mitad de mi vida la he pasado aquí, para mí el Tec ha representado mi vida profesional", dice Gutiérrez Aladro.

Como cada uno de los integrantes de la comunidad Tec, compartió una anécdota que no sólo dio un giro a su vida, sino a la de toda su familia.

"Cuando llegué a Torreón como director de informática, el licenciado Sergio Martínez, quien me dio clases, se movió al campus como director y un día yo estaba jugando futbol en un torneo interno y mi mamá fue a visitarme a Torreón. Entonces los vi platicando, y cuando acaba el partido, me dice mi mamá: 'Nos vamos a venir a vivir a Torreón'. Y yo le pregunte: '¿Pues qué te dijo Sergio?'"... Y sí se fueron a vivir a Torreón: ahí estuvieron 25 años.

Para el directivo, todavía hay muchos retos por lograr, pero ha compartido con sus estudiantes y colaboradores algunas claves para el liderazgo: hay que mantener muy abiertas las líneas de comunicación, hay que recordar la importancia de escuchar y, sobre todo -dice- hay que mantener la cordialidad para instalar una atmósfera positiva que haga a todos actuar positivamente.

"Y a fin de cuentas, un reto importante es recordar que no todo es tecnología, no todo es negocios, no todo es conocimiento. Hay que concentrarnos también en la parte ética, en actuar con responsabilidad buscando siempre lo que sea mejor para todos", afirmó.

En 1988 Víctor Gutiérrez Aladro dirigió el Centro de Investigación y Desarrollo de Lenguajes y Sistemas del Futuro en el Campus Monterrey. En 1989 lo designan Director de Informática y Director del Centro de Competitividad Internacional del Campus Laguna.

De 1993 a 1998 es Director General del Campus Tampico. En 1998 le toca llevar a cabo la apertura del Campus Aguascalientes, iniciándolo desde cero, y del cual mismo sería su director. En el año 2000 fue designado Director General del Campus Chihuahua, cargo que tuvo hasta el 2006 y en enero de 2012  lo designaron Rector de la Zona Occidente del Tec de Monterrey.



INSTITUCIÓN
EDUCACIÓN
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
*Con información de MILENIO
70 Años / Nota# 239
28.11.13