E

José Antonio Fernández: debemos seguir formando líderes para cambiar al país

"Ser maestro es una bendición de Dios. Yo tengo más de 20 años de tener esa suerte, y creo que seguiré tratando de compartir mis experiencias con los jóvenes toda mi vida".

Para tener una idea de la importancia que le da a la educación superior, basta decir que José Antonio Fernández Carbajal, director general de FEMSA, ha sido durante toda su vida uno de los motores detrás de la expansión de su alma máter, el Tecnológico de Monterrey. En esta entrevista, nos compartió detalles de su vida en esta Institución.


SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA*

1. ¿Qué nos puede contar de su experiencia como alumno en el Tecnológico de Monterrey?

Fueron cuatro años de carrera excelentes. Hice muchos amigos de todos lados y fue muy grato el ambiente, aunque había mucha exigencia y disciplina.

2. ¿Recuerda alguna(s) anécdota(s) de su vida estudiantil, que merecen ser contadas?

Hubo muchas. Recuerdo por ejemplo haber participado en la organización de simposios para la carrera de Ingeniería Industrial. Éramos la primera generación y había que recaudar fondos, así que teníamos que ir a todas las empresas de Monterrey a pedir apoyo. También me tocó atender a los expositores. Una vez pasé a recoger al Dr. Eugene Woolsey, del Colorado School Of Mines, que tenía fama de ser muy ocurrente y genial. Era todo un genio de la ingeniería industrial. Pasé a las 8 de la mañana y lo estuve buscando por todo el hotel y no lo encontraba. Al final apareció en el bar del hotel, sólo, sentado en un piano tocando Rock. Fue increíble. Me comentó que tocaba el piano, sólo para "relajarse". Ese día dio una conferencia maravillosa e inspiradora.

3. ¿A qué académicos le tocó conocer? ¿Algún maestro que le traiga buenos recuerdos o que le haya dejado huella?

Grandes maestros tuve muchos, pero los que más me impactaron, fueron el Dr. Gonzalo Mitre; el Dr. Benito Flores; los Hermanos González Acuña "los Famosos Pillos"; Fernando "La Troka González"; El Dr. Sabino Parra, incluso algunos hasta le decíamos "Sapino", por obvias razones; y David Noel Ramírez que era muy joven, pero le debemos todo en temas de Contabilidad, porque tiene una facilidad para enseñar impresionante.

4. ¿Qué valores adquirió y desarrolló en el Tec que le hayan ayudado en su vida profesional?

Te puedo hablar de la constancia, la tenacidad y de que me tocó entender mejor que la etapa universitaria es una mezcla perfecta entre educación y formación. Yo llegué a Monterrey para estudiar, y haber sido "fuereño" me dio una gran experiencia que me sirvió muchísimo. Todo lo teníamos que decidir por nosotros mismos. Le debo mucho a mis padres por haberme sacado del ambiente cómodo y totalmente resuelto de vivir en casa.

5. ¿Cómo ha sido su experiencia docente en la institución, tanto en carrera profesional como en posgrado?


Tuve la suerte de que uno de mis profesores me recomendara mucho el que diera clases para poder desarrollar capacidades adicionales y fue una gran experiencia. Las satisfacciones que da el que tiempo después encuentres alumnos que algunas veces ya ni reconoces, y te digan que te están agradecidos por alguna enseñanza, no se cambian por nada. Ser maestro es una bendición de Dios. Yo tengo más de 20 años de tener esa suerte, y creo que seguiré tratando de compartir mis experiencias con los jóvenes toda mi vida.

6. Usted estudió su carrera en el Tecnológico de Monterrey y también su maestría. Ha recorrido muchas instituciones de educación superior en el mundo. ¿Cómo compara al Tec de Monterrey con otras universidades de reconocimiento internacional?

El Tec definitivamente está a la vanguardia en muchísimos temas académicos y su avance en estas últimas décadas ha sido impresionante. Desde la educación a distancia donde fuimos pioneros, los avances en Ingeniería, en Biotecnología, en Medicina y en sus escuelas de Posgrado, la hacen mucho muy competitiva y creo que es la mejor Universidad latinoamericana. Sin embargo, gracias a Dios, nos falta mucho por hacer y todo esto nos motiva a seguir adelante y superarnos cada día más.

7. Como Presidente del Consejo del Sistema Tecnológico de Monterrey ¿Cuáles son los lineamientos y retos que ha definido el Consejo para el futuro de la institución?

Básicamente nos toca la etapa de consolidar mucho de lo ya avanzado y revisar cómo adaptarnos más rápido a tanto cambio que hay en el mundo. Nuestra meta es elevar al máximo el nivel académico de toda la institución y esto significa tener mejores alumnos, mejores profesores y mejores programas. Estamos buscando la forma más efectiva para atraer a las mejores “mentes” para que enseñen y a los mejores jóvenes para estudiar y aprender en el Tec. Esto nos ayudará a construir una institución más incluyente, con las mejores personas por su potencial y liderazgo. Con estos cambios queremos continuar construyendo a un Tec que siga siendo un agente de cambio positivo y avance para México, particularmente formando líderes que transformen al país.

8. ¿Qué siente cuando por algún acto o reunión vuelve a pisar las instalaciones del Tec de Monterrey?

Yo tengo la suerte de venir mucho al Tec. Y me rejuvenece el caminar por el campus. La nostalgia mezclada con el entusiasmo de los jóvenes anima mucho.

9. Con su experiencia como líder empresarial, si volviera a las aulas del Tec como alumno, ¿estudiaría lo mismo? ¿Por qué?

Definitivamente que si volvería a estudiaría Ingeniería Industrial. Es una carrera que da mucha versatilidad, y es muy completa. Con ella obtiene uno las bases para especializarse en cualquier línea de negocio o de actividad profesional. Conozco Ingenieros Industriales manejando, desde fábricas, hasta escuelas o universidades, hoteles, hospitales o cualquier tipo de organización. Esa versatilidad vale muchísimo. Quizás me quedaba un año más a estudiar más temas humanísticos. Considero fundamental complementar nuestros estudios de ingeniería y de negocios con más humanidades, psicología y algún complemento en agro-industria pues veo un futuro enorme en ello.

10. ¿Qué le diría a un estudiante que acaba de ingresar al Tec de Monterrey? Que no desaproveche ni un minuto de su tiempo como universitario. Que son momentos que se pasan demasiado rápido y que ahí se gesta su futuro.

José Antonio Fernández Carbajal se graduó en 1976, de la carrera de Ingeniero Industrial y de Sistemas en el Tec de Monterrey Campus Monterrey. En 1979 termina su Maestría en Administración también en el Tec de Monterrey.

Llega a la Dirección General de FEMSA en 1995, ocho años después  de haber ingresado a  la empresa. En 1997 es Vicepresidente del Consejo del Sistema Tecnológico de Monterrey. Es Vicepresidente del Consejo de Administración de Heineken NV en 2010.

En 2001 lo nombran Presidente del Consejo de Administración de FEMSA. En 2012 es designado Presidente del Consejo del Sistema Tecnológico de  Monterrey.



INSTITUCIÓN
EDUCACIÓN
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
70 Años / Nota# 242
5.12.13