EDUCACIÓN

Dan impulso en el verano a las tradiciones textiles de Chiapas

Como parte del programa académico Verano Intercultural alumnos del Tecnológico de Monterrey de los campus Ciudad de México, Monterrey, Puebla y Santa Fe pusieron en marcha un proyecto para apoyar la comercialización de artesanías de mujeres tejedoras de la comunidad de San Juan Cancuc, Chiapas.
fotografía

En cada trabajo realizado por las artesanas se refleja parte de la cultura chiapaneca, raíces indígenas.


Jul 13, 2012

SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA / ESTHER CASTILLO

Durante cinco semanas estudiantes del Tecnológico de Monterrey, de los campus Ciudad de México, Monterrey, Puebla y Santa Fe, pusieron en marcha el proyecto piloto "Cancuc: mujeres tejedoras" en la comunidad de San Juan Cancuc, Chiapas, con el que se busca lanzar productos atractivos que retomen las tradiciones textiles de este Estado.

Mediante el estudio, análisis y valoración de la situación social y económica en la localidad, desarrollaron un plan para generar oportunidades en los mercados del Distrito Federal y Monterrey.

Las correas para cámaras con diseños bordados a mano que representan la cultura y raíces de la comunidad fue el producto elegido para el proyecto; las correas son elaboradas por un grupo de 20 mujeres artesanas y la idea es que una vez logrado el posicionamiento, se introduzcan al mercado otra clase de productos como huipiles tradicionales, mantelería, blusas, bufandas y rebosos, todos con bordados tradicionales de la localidad.

Aunque las Mujeres Tejedoras realizan esta actividad como algo complementario al  cuidado de sus hijos y del hogar, que es su prioridad, "el trabajo que hacen toma tiempo y dedicación en el telar de cintura, instrumento que utilizan para hacer sus huipiles, bolsos, rebozos, cinturones y cintas. Cada pieza tejida por ellas lleva cultura, tradición, colores que representan a la comunidad y sobretodo están creadas con el deseo de dar a conocer su trabajo en México", afirmaron los estudiantes.

El valor agregado que distingue a este producto es que en cada trabajo realizado por las artesanas se refleja parte de la cultura chiapaneca, raíces indígenas y sobretodo se destacan por estar hechas a mano y son productos únicos.

El equipo a cargo del proyecto estuvo integrado por los estudiantes Martha Martínez Villagómez, Mauricio López Pulido, Mariana Flores Álvarez y Alicia Rivera González, quienes fueron asesorados por la doctora María Elena Tovar González profesora de cátedra del Campus Chiapas. Y es parte de la materia de "Arte e interculturalidad", impartida durante el programa académico Verano Intercultural que impulsa en este periodo el Campus Chiapas.

El objetivo de este programa es que los alumnos desarrollen competencias de ciudadanía, compromiso social, crecimiento personal y generar un impacto positivo en alguna comunidad indígena que presente menor índice de desarrollo humano.

Impulso a la comunidad chiapaneca
En enero de este año, y en el marco del programa Incubadoras Sociales del Tecnológico de Monterrey; Campus Chiapas y Santa Fe realizaron un convenio de colaboración con la Fundación del Empresariado en México A.C. (Fundemex) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la creación de un "Complejo Productivo Comunitario" en los municipios de Chenalhó y Pantelhó en el Estado de Chiapas.

En este proyecto se planteó involucrar a alumnos, exalumnos y profesores del Tecnológico de Monterrey y aproximadamente 300 mujeres de estos municipios, que trabajarán en conjunto para impulsar el desarrollo económico y social de estas comunidades implementando la Metodología IDEQ desarrollada por la OIT, agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El creador de la Metodología de Innovación para el Desarrollo Equitativo (IDEQ) Mario López Espinosa, plantea con ella que los seres humanos tenemos un perfil de emprendimiento que está determinado por nuestra educación, historia y una serie de características personales. De acuerdo a López Espinosa, existen tres tipos de perfiles: el empleado-trabajador, el emprendedor administrativo y el emprendedor productivo.

La metodología IDEQ propone que al dividir el trabajo de acuerdo a los perfiles que tienen las personas, una empresa tiene muchas más posibilidades de ser exitosa. El Complejo Productivo Comunitario utilizará esta metodología a través de la implementación de un modelo que será ejecutado por la Unidad Interdisciplinaria de Servicios Empresariales (UISE).

VIDA ESTUDIANTIL
DESARROLLO SOCIAL
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
ESTHER CASTILLO
6.07.2012