INVESTIGACIÓN

Establecen MIT y el Tecnológico de Monterrey colaboración en nanociencias y nanotecnología

En su compromiso por la Investigación para transformar vidas, el Tecnológico de Monterrey avanza en fortalecer su capacidad innovadora con un acuerdo histórico concretado este 31 de octubre con el Massachusetts Institute of Technology -MIT-, sellado con la firma de un convenio de largo plazo para apoyar programas de investigación y educación a través de las nanociencias y nanotecnología, que incluyen acceso a la nueva instalación de la universidad estadounidense: MIT.nano.
fotografía

(De izq. a der.) Salvador Alva, Eva Garza, José Antonio Fernández, Rafael Reif, Christine de Reif y Eduardo Medina, luego de la firma del acuerdo entre el Tecnológico de Monterrey y el Massachusetts Institute of Technology.


Nov 4, 2014

El Tecnológico de Monterrey ha establecido una relación formal con el Massachusetts Institute of Technology (MIT), para que sus estudiantes y profesores investigadores tengan acceso a becas, pasantías y estancias de investigación en laboratorios y centros del MIT. El acuerdo se centra inicialmente en la investigación en la frontera de las nanociencias y la nanotecnología.

"En el MIT, nuestra misión -de brindar conocimiento para influir en los grandes desafíos del mundo, para el beneficio de la humanidad- nos inspira a construir relaciones con personas e instituciones de todo el mundo que comparten nuestra visión y valores", señaló el Presidente del MIT L. Rafael Reif, en la firma de convenio que tuvo lugar este 31 de octubre en las instalaciones del MIT en Boston, Massachusetts.

Reif señaló que "en ese espíritu, nos complace que el acuerdo de hoy con el Tecnológico de Monterrey nos permitirá dar la bienvenida a científicos y tecnólogos mexicanos jóvenes al MIT para trabajar en proyectos de investigación de clase mundial en nanociencia y nanotecnología, dos campos con extraordinario potencial para mejorar la sociedad humana".

El acuerdo fue celebrado con una ceremonia a la que asistieron por parte del Tecnológico de Monterrey: José Antonio Fernández Carbajal, Presidente del Consejo y Salvador Alva Presidente de la Institución; además Eduardo Medina Mora, Embajador de México en Estados Unidos, y Daniel Hernández Joseph, Cónsul General de México en Boston.

"Creemos que tanto el MIT como el Tecnológico de Monterrey desempeñan un papel de liderazgo en la formación educativa y en la creación de conocimiento, al servir como catalizadores de la innovación, del espíritu empresarial y del crecimiento económico, pero también tienen una responsabilidad como universidades, de hacer frente a los problemas críticos en el mundo", dijo José Antonio Fernández.

"Este acuerdo va a fomentar la aplicación de los programas educativos y acelerar la investigación en nanotecnología para hacer realmente una diferencia", agregó.

Por su parte, Salvador Alva expresó: "Nos sentimos honrados por la confianza que la comunidad del MIT ha depositado en nosotros. Nuestro objetivo es educar a más líderes empresariales que tengan la capacidad y motivación para resolver los grandes desafíos de la humanidad. Líderes capaces de crear y sostener valor económico y social y que transformarán las vidas de millones de personas".

El acuerdo sienta las bases para incrementar la cooperación y colaboración a largo plazo entre ambas universidades inicialmente con un programa académico que permitirá a los estudiantes de Profesional y Posgrado, así como profesores del Tecnológico de Monterrey visitar el campus del MIT, donde tendrán acceso a los laboratorios y centros, así como interacción con profesores y estudiantes del MIT. Los participantes de este programa tendrán experiencia directa en disciplinas y temas que respondan a sus intereses.

El programa está abierto a cambiar o ampliar su enfoque en un periodo de cinco años. "La meta para los primeros cinco años es proporcionar a los estudiantes y académicos del Tecnológico de Monterrey experiencia de investigación de clase mundial en nanociencia y nanotecnología y para acelerar los programas de investigación de importancia crítica para México y el mundo", dijo Jesús del Álamo, de la Cátedra Donner en Ingeniería Eléctrica, quien coordinará el programa en el MIT.

"Debido a que los académicos participantes que fungirán como anfitriones del programa inicial se reclutarán de todos los departamentos académicos del MIT con las actividades relacionadas al programa, vamos a ser capaces de dar cabida a los intereses de investigación en nanoescala en un muy amplio frente intelectual", agregó el académico.

MIT.nano

Actualmente, el MIT está construyendo un nuevo complejo de investigación al que ha denominado como MIT.nano, recurso que resultará clave para las futuras ampliaciones del programa.

La nueva instalación de más de 60 mil metros cuadrados, que se está construyendo en el Edificio 12 en el centro del campus del MIT, albergará espacios de vanguardia como salas blancas (cleanroom), de imagen y de creación de prototipos para apoyar la investigación con materiales y procesos a nanoescala -en campos como la energía, la salud, ciencias de la vida, ciencias de la cuántica, la electrónica, y la fabricación.

Gracias al convenio de colaboración y la amplia experiencia del Tecnológico de Monterrey en ambientes de aprendizaje apoyados por tecnologías de información, el MIT ha decidido, como una deferencia, darle el nombre de la Institución a una de las instalaciones del complejo MIT.nano.

"Una de las instalaciones de este complejo, el Computer-Aided Visualization Environment (Ambiente de Aprendizaje apoyado por Computadora), será nombrada como ‘Tecnológico de Monterrey’, en honor a la nueva relación establecida entre nuestras universidades”, informó Vladimir Bulović, titular de la Cátedra Fariborz Maseeh en Tecnologías Emergentes y líder del proyecto de construcción de MIT.nano.

"Cuando esté terminado, MIT.nano permitirá a los estudiantes y profesores del Tecnológico de Monterrey aprender y trabajar en una de las instalaciones más avanzadas en el mundo, y resultará una valiosa experiencia en la vanguardia de la innovación", expresó Bulović, quien es también Decano Asociado de Innovación en la Escuela de Ingeniería del MIT y el Co-presidente de la Iniciativa Innovación MIT.

El Tecnológico de Monterrey, es una de las universidades más grandes de América Latina, con cerca de 100 mil alumnos de Preparatoria, Profesional y Posgrado y 31 campus en México, así como 19 oficinas y sedes en el Continente Americano, Europa y Japón. El acuerdo celebrado establece una nueva relación entre el MIT y el Tecnológico de Monterrey, quienes tienen una relación que precede a la fundación de la institución cuando Don Eugenio Garza Sada se graduó como Ingeniero Civil de esa universidad en 1914, y desde entonces han tenido una historia de colaboración compartida.

El programa de colaboración arrancará formalmente en la primavera de 2015, y el arribo de los primeros estudiantes y profesores al MIT, se dará en el verano de 2015.

Un compromiso con la investigación que transforma vidas

La Investigación que transforma vidas es una prioridad del Tecnológico de Monterrey, como un motor para generar soluciones innovadoras para el desarrollo económico social y ambiental de México.

Los tres pilares de trabajo en la investigación del Tec son:
1.    Formar: contribuir a la calidad académica de nuestro proceso enseñanza-aprendizaje
2.    Innovar: convertir el conocimiento científico en soluciones creativas y novedosas
3.    Trascender: Transferir conocimiento a la sociedad en lo económico, político y social

En este sentido, el compromiso del Tecnológico de Monterrey con la ciencia y la investigación para la siguiente década se enfocará en el área de nano-ciencias y nano-tecnologías por el potencial que estas herramientas tienen en el presente y la forma en que cambiarán dramáticamente el futuro.

La nanotecnología es la manipulación de la materia a escala atómica para crear nuevos materiales y dispositivos, así como impulsar y habilitar aplicaciones en muchas áreas, tales como en la salud, transporte, ambiente, producción de alimentos y la generación de energía.

La alianza con el MIT, como el centro de conocimiento tecnológico más relevante en el mundo es única en su tipo en Latinoamérica, y suma a los objetivos estratégicos del Tec para lo que es relevante para México: impactar a las personas y hacer un cambio real en sus vidas.

El acuerdo de colaboración permitirá al Tecnológico de Monterrey:
•    Desarrollar y atraer recursos humanos de calidad mundial.
•    Potenciar la producción científica.
•    Impulsar la creatividad y el aprendizaje activo para aprovechar la red de conocimiento tecnológico más sofisticada del mundo.
•    Desarrollar mayores competencias y capacidades para enfrentar la creciente competitividad industrial, la sostenibilidad ambiental y mejorar la calidad de vida de las personas.

De manera particular, los componentes del acuerdo de colaboración incluyen explorar los efectos de mutuo beneficio de una creciente cooperación y colaboración de largo plazo entre las instituciones.    Las posibilidades de cooperación y colaboración incluyen, pero no están limitadas a:
•    Promover el intercambio de estudiantes e investigadores
•    Promover discusiones y alineación de líneas de investigación para acelerar resultados
•    Promover el intercambio de recomendaciones para mejorar las líneas, instalaciones y protocolos de investigación
•    Participar en conferencias de investigación y simposios
•    Cualquier otra meta que promueva y apoye el desarrollo y mejora de los programas de investigación para brindar soluciones a problemas estratégicos

¿Por qué nanociencias y nanotecnología?

Durante más de una década y con una muy exitosa trayectoria, los esfuerzos de investigación del Tec se enfocaron en biotecnología.

Se han generado 200 proyectos productivos al año, entre otros estrategias preventivas y terapéuticas para padecimientos como: cáncer, diabetes y enfermedades infecciosas. También para proyectos como nutrigenómica, bioprocesos, energías renovables, y tecnologías verdes. Todas estas investigaciones nos colocaron como referente de Latinoamérica y acreedores a múltiples reconocimientos nacionales e internacionales, por lo cual continuará realizándose.

El siguiente paso es hacia las nanociencias y particularmente, la nanotecnología, como un medio que:

•    Impulsa y habilita aplicaciones de muchas áreas, lo que genera un efecto transversal en industrias y sectores productivos.
•    Su dimensión y escala (100 mil millonésimas de metro) permiten una mayor precisión, diversificación y sofisticación de productos y aplicaciones.
•    Genera nuevas propiedades físicas y químicas a materiales diversos, recubrimientos, sensores, sistemas de liberación controlada, chips de memoria y biomateriales.
•    Materiales y componentes de la nano-tecnología se convierten en insumos de productos terminados, tales como computadoras, automotores, envases, fármacos, alimentos y kits de diagnóstico entre otros.
•    El beneficio y posibilidades de uso de estas herramientas se vuelven infinitas para industrias tales como el transporte, la salud, la administración, el ambiente, la energía y muchos otros sectores.



INSTITUCIÓN
INVESTIGACIÓN
AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
31.10.2014