POLÍTICA

El ciudadano de hoy no existe si no ejerce su ciudadanía

El ciudadano contemporáneo se entiende y se conforma en tres dimensiones: en la política, en la económica y en la cosmopolita y se considera protagonista en esos entornos, así lo explicó Emilio Martínez Navarro, especialista en ética y ciudadanía invitado por el Tecnológico de Monterrey a su Congreso de Ética y Ciudadanía 2011.
fotografía

Emilio Martínez participó en las actividades que organizó el Campus Guadalajara como parte del Congreso de Ética y Ciudadanía 2011


Oct 5, 2011

SNC | TEC DE MONTERREY / AGENCIA INFORMATIVA / TANSANIA LEÓN

Con una reflexión sobre el nacimiento del término ciudadanía y su  evolución a lo largo de la historia, pero también con la invitación a conformar una sociedad consciente y participativa de su ciudadanía para así lograr una mejor sociedad, es como Emilio Martínez Navarro propone que se aborde en nuestro país la cultura ética y ciudadana que se promueve hoy como más necesaria que nunca para restablecer el tejido social.

El especialista español en temas de ética y ciudadanía dictó la conferencia "Horizontes de Ciudadanía", donde citó que ser hombre es una cosa, pero ser ciudadano es otra pues el ciudadano es un estatus del hombre, alguien que es libre, que es reconocido por una sociedad y que toma acción.

Aunque también reconoció que hay  una discusión en ese tema, ya que hay quienes piensan en el ciudadano como actor sólo en ciertos momentos -por ejemplo al votar en los comicios para elegir a los representantes de una comunidad-, y otros que lo señalan como la persona activa de forma constante, que está pendiente de lo que sucede en su entorno, en su comunidad, y que reflexiona y se manifiesta.

Dijo que este ciudadano es el contemporáneo, el que se entiende y se conforma en tres dimensiones, en la dimensión política, económica y cosmopolita y se considera protagonista en esos entornos e invitó a los participantes a motivar en los jóvenes esa actitud y comentó que para lograr ese despertar en las nuevas generaciones.

"Debemos mantenerlos informados. Hay que poner en la mesa de la casa y en los escritorios de clase el debate público, las cosas que habría que cambiar para mejorar como sociedad, lo que hace falta. Motivar el pensamiento crítico entre los jóvenes", subrayó el especialista.

Agregó que incluso habría que crear grupos para que trabajen en los cambios que como ciudadanos hemos identificado para lograr un mejor desarrollo como sociedad y crear masa crítica.

La ciudadanía se construye con la palabra, con violencia
Advirtió que en el afán de ejercer la ciudadanía no hay que usar la violencia, sino la palabra, pues hay que entender que todos queremos mejorar, y la violencia sólo llevaría a más violencia. "La desobediencia civil puede tolerarse, siempre y cuando el que la ejerce no practique la violencia, lo haga público y asuma las consecuencias de sus acciones", dijo.

Como parte de su charla, Emilio Martínez citó que el término ciudadanía nació en Grecia y que se gestó junto con la democracia. Ciudadanía, recordó, significa tener derecho a participar. También comentó que la antigua Roma dio pie a la ciudadanía moderna. Con la modernidad la ciudadanía acuña derechos civiles, entre ellos la libertad de expresión, culto, presunción de inocencia, no maltrato, entre otras cosas.

Luego llegaron los derechos políticos, entre ellos el derecho al voto y después se sumaron los que los especialistas conocen como derechos de tercera generación, los derechos económicos, sociales y culturales, que revolucionaron el final del siglo XIX y el principio del siglo XX y que generaron movimientos obreros en todo el mundo, que hablan del derecho a la educación, a la salud entre otros.

Citó los horizontes en la ciudadanía que marcan el presente, el ciudadano en tres dimensiones, el ciudadano con participación política, el ciudadano con participación económica y cosmopolita, y apuntó que la pregunta hoy es si el ciudadano cosmopolita se convertirá en ciudadano del mundo, que tenga derechos en todo la tierra independientemente de en qué país se localiza y de qué nacionalidad es. "También es el que se preocupa por problemas del mundo, ya no sólo de su país o que afectan su entorno inmediato, y que además toma acción para mejorar lo que se debe de mejorar, para lograr un mejor entorno para todos", finalizó.

Emilio Martínez participó en las actividades que organizó el Campus Guadalajara como parte del Congreso de Ética y Ciudadanía 2011, "Una cultura ética y ciudadana para el México de hoy" que por primera vez se realizó el 22 de septiembre en varios campus del  Tecnológico de Monterrey.
 

ACADEMIA
POLÍTICA
SNC | AGENCIA INFORMATIVA
agenciainformativa@servicios.itesm.mx
TANSANIA LEÓN MARTÍNEZ
26.09.2011